Archivo
El actor destacó la valentía de su hija durante el evento donde fue reconocido con el título ‘Doctorado Honoris Causa’ otorgado por el Instituto Mexicano de Lideres de Excelencia.

Luego de que hace unos días Kate del Castillo acudiera a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington D. C. para poner una denuncia contra el gobierno mexicano, su padre Eric del Castillo confiesa que ya no ha podido hablar libremente con su hija.

“Nosotros no tememos mucha información, sabemos por los medios porque nosotros no podemos hablar con mi hija Kate libremente por teléfono, ni tampoco con los licenciados aquí en México, porque hay pájaros en el alambre. Nos informamos por ustedes, por la prensa. Nos cuesta mucho trabajo hablar con nuestra hija”, dijo Don Eric.

El actor destacó la valentía de su hija durante el evento donde fue reconocido con el título ‘Doctorado Honoris Causa’ otorgado por el Instituto Mexicano de Lideres de Excelencia. “Mi hija tiene que seguir defendiéndose como gato boca arriba pero tiene que hacerlo”.

De igual forma subrayó que su familia nunca ha dudado de la integridad de la actriz tras su encuentro con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Con nuestro amor, pues desde luego con todo nuestro apoyo, jamás hemos dudado de la integridad moral y la honradez de nuestra hija Kate”.

Sobre el proceso que se dijo ganó la actriz, Del Castillo comentó: “varios, pero luego se desdicen, fíjate que chistoso, parece que se desdijeron porque dicen que como personaje público tiene que aguantar todo lo que se dice de ella, quiere decir que los artistas, los deportistas, los personajes públicos tenemos que aguantar todo lo que se nos pueda decir, es decir, la Constitución ahora, según estas personas, tiene dos clases de ciudadanos, unos que no son personajes públicos y unos que sí lo son, entonces la constitución no es pareja”.

Finalmente, el histrión explicó que su familia optó por llevar una vida tranquila ante lo sucedido. “Hemos llevado una política de tranquilidad, serenidad, no hacer más guerra, no echarle más leña al fuego, tranquilos y serenos”.