Foto: Especial
Los nidos de tortuga golfina en las costas de Oaxaca fueron destruidos los aguaceros y vientos originados por la tormenta tropical Narda

Juchitán, Oax. La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), a través del Centro Mexicano de la Tortuga (CMT), informó que derivado de los aguaceros que cayeron por la tormenta tropical Narda en las costas de Oaxaca, y que además provocó fuertes vientos y derivó mareas altas (mar de fondo), unos ocho millones de huevos de tortuga golfina ubicadas en los campamentos de Playa Escobilla y Morro Ayuta, fueron destruidos.

A través de una misiva, la CONANP señaló que el personal técnico operativo realizó los censos matutinos el pasado 30 de septiembre, y se percataron del daño causado, principalmente en los nidos tortugueros, y a través de la técnica de cuadrantes se obtuvieron datos aproximados del daño causado por los efectos de Narda.

Para el caso del Santuario de la Playa de Escobilla, la zona afectada fue un total de 7.5 kilómetros de playa correspondiendo a 6 kilómetros hacia el Este del Río Cozoaltepec (estaciones de monitoreo 22 a 82, frente a las comunidades de Escobilla y Vainilla), y a 1.5 kilómetros hacía el Oeste del mismo río, el cálculo de afectación en estas zonas de anidación es de aproximadamente 10 por ciento de las nidadas que se encontraban en incubación de la tercera arribada de la temporada 2019-2020.

Según los especialistas de la CONANP, en el campamento tortuguero de Playa Escobilla se perdieron alrededor de 44 mil huevos depositados y quedaron también expuestos sobre la playa huevos de otras arribadas (que no eclosionaron y cascarones), y piezas de la temporada pasada, que también fueron afectados por la marea y que se encontraban ya fuera de su periodo de viabilidad.

Otro caso es el de la Playa de Morro Ayuta la zona afectada fue de 4.2 kilómetros de playa (Estaciones de monitoreo de 95 a 140) resultado afectadas 9.11% de las nidadas que se encontraban en incubación, producto de la tercer arribada de la temporada 2019-2020; es decir que se perdieron aproximadamente tres millones 998 mil 400 huevos que se encontraban ahí depositados.

Foto: Especial

“Durante los recorridos, pudo observarse en ambas playas la presencia de palizadas, troncos, ramas, pastos y desechos inorgánicos que fueron arrastrados, así como basura, en menor cantidad en el Santuario Playa de Escobilla”, explicaron los expertos.

La CONANP, a través del CMT, recalcó que estos efectos por fenómenos meteorológicos como la tormenta tropical Narda ya se han hecho presentes en otras ocasiones durante la temporada de lluvias y huracanes, pues son producto de la amenaza natural a la que esta sujeto el ecosistema, la especie y su hábitat de anidación, las Áreas Naturales Protegidas, no están exentas de verse afectadas por los efectos externos tanto en sus zonas de influencia como internamente en sus polígonos.

Foto: Especial

La comisión agradeció a la coordinación de Protección Civil del municipio de Santa María Tonameca, así como del Comité de Playas Limpias, becarios del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro y del Santuario Playa La Escobilla, y de los habitantes cercanos a las zonas de las playas afectadas, quienes realizan actividades de recuperación de restos orgánicos e inorgánicos.