I. OPCIÓN FUERTE

Aunque ya fue claro de que no buscará la dirigencia nacional del PRI, el gobernador Miguel Riquelme sigue siendo visto por los analistas más allá de las fronteras estatales como una opción fuerte para sustituir a Alejandro Moreno, “Alito” para sus cada vez menos amigos. Por el liderazgo que ha demostrado y el verdadero carácter opositor hacia la 4T, que es algo que exige un amplio sector tricolor, el mandatario coahuilense es percibido como alguien muy viable para llevar al priismo a su protagonismo nacional de antaño, protagonismo que no ha perdido en Coahuila.

II. ¿NARANJA?

Y a propósito, en más de la encerrona que sostuvo Riquelme con su homólogo de Jalisco, Enrique Alfaro, ya hay quienes sospechan que en Movimiento Ciudadano le están echando el ojo a Coahuila. Con eso de que el partido emecista ya tiene a los industriales estados de Jalisco y Nuevo León, dicen que el partido naranja podría enfocar las baterías a Coahuila. Sin embargo, a diferencia de las dos primeras entidades, aquí el PRI tiene un bastión hasta el momento inexpugnable.

III. APUESTA

En el mundillo político doméstico se han empezado a cruzar apuestas sobre sí Chuy de León Tello aguantará la cada vez más fuerte presión de parte de grupos internos del PAN para que ahueque el ala de la dirigencia. Un grupo tradicional encabezado por Juan Antonio García Villa está impulsando a la tía Esther Quintana, mientras que otra ala más “moderna” del albiazul sigue terca en la nominación de Alfredo Paredes. Mientras son peras o son manzanas, en el panismo comarcano aseguran que la pregunta no es si renunciará el presidente, sino cuándo lo hará.

IV. CON RAZÓN

Luego de dar a conocer la integración del Cabildo sarapero con todo y ediles de representación proporcional, en este órgano colegiado también se refleja la desastrosa actuación del PAN. Y es que la votación sólo le alcanzó al partido de Chuy de León para un regidor, función que en este caso recaerá en Braulio Enrique Medina. No por nada los consejeros estatales aludidos quieren que el dirigente lagunero ponga pies en polvorosa del edificio del fraccionamiento El Rosario.

V. ESCÁNDALO

Sobre los hechos del Bora negro en el que hubo balazos el fin de semana en el estacionamiento de un restaurante, anote que el caso está pesado y se ha convertido en una lucha de influencias de alto nivel. Por un lado, la FGE, de Gerardo Márquez, investiga como agresor a un cirujano militar, mientras que en la esquina de los agredidos, aparecen la secretaria de un magistrado de la sala penal, de la que no se hablan buenas cosas en redes sociales, y un hombre al servicio de la Secretaría de Seguridad Pública, de Sonia Villarreal. Caso peliagudo que huele a escándalo.

 

VI. DE CUARTA

En Coahuila, tan “incolora, inodora e insípida” como el agua -por hablar en términos ecológicos- ha sido la historia en cuanto a logros del Partido Verde, de Pepe Cuco Sandoval, que siguen festejando y presumiendo que se han posicionado como la cuarta fuerza política del Estado, y además con una Alcaldía ganada en el municipio de Hidalgo. Si los verdes del Tucán son de los cuatro partidos más fuertes en la entidad, cómo estarán los restantes siete… para llorar.

VII. HARTAZGO I

Hartos, así se dicen trabajadores del Hospital Universitario de Saltillo por, así lo señalan, la incapacidad de manejarlo del director Lauro Cortés, a quien le pusieron una larga lista de irregularidades, y vea si no. Primero, que le dio trabajo a un compadre, de nombre Josué, con quien laboró en la Secretaría de Salud y de donde, supuestamente, salió corrido por malos manejos. Lo peor es que dicen que en el HU desde febrero no hay insumos y tratamientos que requieren los pacientes, lo que ha costado la vida de tres personas a quienes no se les proporcionó quimioterapia.

VIII. HARTAZGO II

En los señalamientos se cuestiona que no hay dinero en el hospital, cuando el director remodela su oficina con muebles de lujo y adquiridos sin licitación. Otra funcionaria criticada es una comadre del mismo Lauro, de nombre Claudia, jefa de xapital humano y despedida del Infonavit por maltrato al personal y que recibe además un sueldo estratosférico, como todos los funcionarios y amigos. Los trabajadores son amenazados con despido por el administrador si hacen cualquier manifestación. Eso dicen.

IX. ENOJO

A más de una semana del 6 de junio, los morenos andan enojados con el súper delegado Reyes Flores, pues aseguran que en lugar de ayudar en la defensa del voto para su causa, operó en contra de sus enemigos políticos personales, como Luis Fernando Salazar, entre otros, en vez de impulsarlo. Comentan sus malquerientes que el representante de AMLO en Coahuila andaba entretenido en temas político-electorales, al grado que aseguran que el día de la elección buena parte de la jornada se la pasó con el alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, panista por cierto.