La final de la Champions promete ser una pelea sin cuartel entre dos equipos que buscan ser los mejores de europa

MILÁN- Real Madrid y Atlético se citarán mañana en el legendario estadio de San Siro para dirimir una batalla en el umbral de la historia: será la undécima Copa de Europa de fútbol para los blancos o la primera para los rojiblancos.
Rivales centenarios se reúnen de nuevo dos años después de la recordada final de la Liga de Campeones jugada en Lisboa, resuelta por el Real Madrid por 4-1 después de un gol de Sergio Ramos en el descuento que llevó el duelo a una prórroga, ya con el destino marcado a favor de los blancos.
Aunque los atléticoa se han preocupado en esta última semana por desterrar la palabra "revancha", no hay duda de que algo de eso hay. Y la ocasión de ajustar cuentas encierra un premio mayor: instalar definitivamente el equipo rojiblanco en la elite con su primera Copa de Europa en 113 años de historia.
"El Real Madrid es de los mejores del mundo. Convivimos en la ciudad con ellos y sabemos lo que es. Tenemos ilusión por cambiar la historia. Tenemos oportunidad de escribir una nueva historia", manifestó hoy el delantero Fernando Torres.
Para su enemigo, es la ocasión de añadir a su cuenta un cetro europeo más a los diez que ya tiene, el récord continental. Pero no sólo eso, sino que añadiría un llamativo componente de épica conociendo lo ocurrido esta temporada, con un cambio de técnico en enero cuando la nave se hundía. Nadie, ni siquiera los hinchas blancos más optimistas, pensaban en enero que su equipo acabaría disputando toda una final de la Liga de Campeones.
"Llegamos en un buen momento, preparados para afrontar esta final, pero cuando pita el árbitro estamos los dos equipos 50-50. Hasta el final vamos a tener que sufrir", razonó esta semana el técnico francés Zinedine Zidane.
No cambiaron demasiadas cosas en el Real Madrid en los últimos años, más allá de situar al "novato" Zidane como entrenador a las puertas de un temprano éxito. El bloque sigue siendo el mismo y hasta la forma de jugar también. Si acaso, el francés añadió a Carlos Casemiro como mediocentro para dar equilibrio y solidificar la defensa.
Mucho menos aún varió el estilo del Atlético de Madrid, aferrado a la cultura del esfuerzo de la mano de su entrenador, Diego Simeone, el gran líder del equipo y prácticamente de todo el club. Su palabra y obra es dogma de fe.
La cuestión está en ver quién se decide a llevar el mando del encuentro. Se da por seguro que de inicio el Atlético intentará llevar muy arriba la presión sobre la posesión de su rival. Habrá que ver si el Real Madrid optará por resolverlo con transiciones rápidas y balones largos, o si por el contrario intentará dominar la pelota.
Zidane tiene el equipo decidido desde el inicio y la duda es si Gareth Bale se sumará al centro del campo para equilibrar fuerzas en esa zona o si mantendrá el 4-3-3, ganando en presencia atacante pero renunciando a la elaboración.
Lo que es seguro es que estará Cristiano Ronaldo, aunque falta por ver si al cien por cien. Ante un rival tan férreo como el Atlético, el Real Madrid necesita al jugador que sumó 16 goles en la presente edición de la Liga de Campeones, a uno de su propio récord.
El Atlético presenta dos dudas razonables. La primera es cuestión de un nombre, el acompañante de Diego Godín en el centro de la zaga, con el montenegrino Stefan Savic como principal candidato. Pero no es un cambio sustancial en la forma de jugar del equipo.
Más interesante es ver por quién apuesta Simeone en el centro del campo. La opción más ortodoxa es la de Augusto Fernández como acompañante de Koke, Saúl y Gabi. Pero otra posibilidad aparece en el horizonte y es la del belga Yannick Carrasco, con un perfil mucho más ofensivo que el argentino. Ocuparía una banda y sacrificaría pulso defensivo por ganar profundidad en ataque y obligar al lateral blanco Dani Carvajal a controlar sus incursiones ofensivas.
La punta quedará para Antoine Griezmann, su mayor talento ofensivo, y un Torres en gran forma y ante la oportunidad de ganar su primer título con el Atlético de Madrid.
San Siro será el imponente escenario del segundo capítulo de Real Madrid y Atlético por la corona continental, apenas dos años después de la épica batalla de Lisboa. Independientemente del ganador, el campeón habrá hecho historia.

Cortesía
“Sería un fracaso no ganar la final. Si ganas la temporada es excelente, si pierdes un fracaso. Cristiano está siempre los partidos que tiene que estar. Voy a estar al cien por cien. El sábado estaré mejor que hace dos años en Lisboa”.
Cristiano Ronaldo


Real Madrid vs Atlético de Madrid
Sábado 28 de mayo
Estadio: San Siro, Milán
13:30 horas / ESPN, FOX Sports, Canal 2


DELANTERA
Real Madrid: Como en Lisboa, planea cierta inquietud sobre el estado físico de Cristiano Ronaldo, quien acarrea también un amplio historial de no dar la talla en las finales.
Pero nadie duda de su olfato goleador y ardor competitivo, visible el en entrenamiento del viernes, así como de la capacidad de Karim Benzema para desestabilizar la zaga rival. El francés ejerce de pegamento entre el portugués y Gareth Bale, quien asumió galones en su tercera temporada en el Madrid, especialmente en el tramo decisivo.
La química entre los tres no siempre funciona, pero suman 98 goles en la temporada y tanto Bale como Cristiano alcanzan la cita enrachados.

Atlético de Madrid: La delantera del Atlético responde al nombre de Antoine y se apellida Griezmann. El polivalente atacante francés crece a pasos agigantados bajo la tutela de Simeone, y es el único ariete fiable a estas alturas de campaña, con 32 redes en todas las competiciones.
Meritorio ha sido también el desempeño del veterano Fernando Torres, liberado tras la marcha del colombiano Jackson Martínez, y aportador de siete tantos en sus diez últimas titularidades. La familiaridad con el estadio tras su paso por el AC Milán quizás juegue a favor, aunque su rendimiento dista mucho del de sus mejores tiempos y probablemente no esté para sobreesfuerzos en caso de prórroga.
Apostar por la velocidad de Yannick Carrasco es otra opción que baraja Simeone. El descarado extremo ofrece desborde, disparo de lejana distancia y llegada al área, y facilita la conexión con el hombre más avanzado, a menudo excesivamente aislado.

Ventaja: Madrid

MEDIOCAMPO
Real Madrid: Zidane apostó decididamente por Carlos Casemiro hace semanas, y el mediocentro recuperador equilibró el juego del Madrid, permitiendo un paso adelante que Toni Kroos no ha explotado al máximo aún, y exhibiendo gran sintonía con Luka Modric, quien dota al equipo del cambio de ritmo necesario para acelerar las transiciones.
La falta de gol es la principal laguna de los centrocampistas, con facilidad para jugar a dos toques y salvar la fuerte presión del Atlético.

Atlético de Madrid: Como Casemiro, Agusto Fernández aportó la solidez necesaria al Atlético en el segundo tramo de la temporada. Fichado del Celta de Vigo, el argentino se ha adaptado rápidamente al sistema de Simeone, asumiendo responsabilidades organizativas y jugando con el aplomo de un veterano.
Pero los galones siguen perteneciendo al capitán Gabi Fernández, un seguro de vida con excelente criterio y enorme despliegue físico, capaz de entenderse a las mil maravillas con Jorge Resurreción “Koke”, especialista en el último pase y las jugadas a balón parado.
La marcha de Arda Turan privó al equipo de buena dosis de magia, pero a los rojiblancos les sobra capacidad de improvisación en escenarios de máxima exigencia, y su ilimitado potencial lo personifica como nadie el joven Saúl Ñíguez, ascendente en influencia y con goles decisivos en la Champions.

Ventaja: Parejo

DEFENSA
Real Madrid: Cuesta encontrar dos centrales experimentados y de tantas garantías como Pepe y Sergio Ramos en el panorama futbolístico actual, pues el portugués disfruta de una segunda juventud desde la marcha del técnico José Mourinho hace tres temporadas, y el segundo ya demostró su valía en la última Champions ganada por el Madrid, cuando marcó el gol que forzó la prórroga.
Pero Ramos ha sufrido una temporada irregular, sin duda lastrado por sus problemas físicos, y el francés Raphael Varane no estará disponible por lesión.
Dani Carvajal estabilizó el lateral derecho y relegó a la suplencia al decepcionante Danilo, mientras que Marcelo aporta peligro por la banda izquierda, aunque sufre defensivamente.

Atlético de Madrid: No se conocen más fisuras en la zaga del Atlético que algún puntual error de concentración del joven José María Giménez. Pero el uruguayo es deseado por los grandes de Europa por su poderío físico, tesón, polivalencia y capacidad para iniciar el juego.
Su compatriota Diego Godín no disfruta del mismo cartel por edad veterana, pero es considerado el auténtico cacique de la zaga rojiblanca, bien arropada en los laterales por Juanfran Torres y Filipe Luis, soberbio en su despliegue tras retornar al club.
Los colchoneros han sido el equipo menos goleado de la liga española, y sus centrales siempre son una amenaza ofensiva a balón parado.

Ventaja: Atlético

PORTERÍA
Real Madrid: Keylor Navas ha respondido al intento de traspaso del Madrid, frustrado en última instancia por un problema burocrático, con un impoluto desempeño a lo largo de la temporada. Al guardameta costarricense no le han afectado ni lo rumores sobre su fututo ni la presión que acarrea defender el arco madridista.
Portero completo, valiente en sus salidas, luce grandes reflejos y es especialista en parar penales. Sufre algo más en los cruces por alto y en el manejo con los pies.

Atlético de Madrid: Con decir que nadie en el Atlético echa de menos al gran Thibaut Courtois, el arquero que disputó la final de 2014, basta para entender los méritos de Jan Oblak en su primera temporada completa como titular.
De gran envergadura, el esloveno también ha demostrado notable agilidad, capacidad para dominar el área y poder intimidatorio frente al punto de penal.
Menos raudo que Navas en campo abierto, compensa por su amplio radio de cobertura, y no se complica a la hora de patear el balón.

Ventaja: Parejo.

BANQUILLO

Real Madrid: Kiko Casilla es un relevo sólido para Navas, y el extremo Lucas Vázquez una opción más interesante que Jesé Rodríguez como revulsivo en las segunda partes. Pero las opciones de Zidane para el mediocampo sin limitadas. A pesar del potencial técnico de Isco Alarcón y del colombiano James Rodríguez, ninguno ha estado a la altura en la actual campaña, y Mateo Kovacic apenas ha jugado. La defensa tampoco anda sobrada con la baja de Varane.

Atlético de Madrid: Si Giménez forma en el once, Stefan Savic puede asumir cualquier contratiempo desde la banca del Atlético, donde cada suplente, incluido el portero Miguel Moyá, interpreta su rol. El argentino Angel Correa es pura dinamita en cuanto salta al ruedo, y Carrasco también puede aportar variantes como segundo punta. Simeone dispone de fondo de armario con Thomas Partey y el organizador Oliver Torres. Solo su compatriota Luciano Vietto ha decepcionado.

Ventaja: Atlético

TÉCNICO

Real Madrid: Zidane ha conseguido en poco tiempo enderezar el rumbo del Madrid y convencer a sus futbolistas del camino a seguir para levantar la undécima copa continental de la entidad. Su aura como futbolista y campeón europeo son sus grandes cartas, pero su experiencia como entrenador es limitada.

Atlético de Madrid: Ningún técnico goza de mayor crédito con su plantel que Simeone, capaz de hacer campeón de liga al Atlético y llevarlo por dos veces a la final de la Champions. Acompañado de su ayudante Germán Burgos, el bonaerense maneja como pocos la pizarra a balón parado y la tensión emocional del plantel.

Ventaja: Atlético

Cortesía
“Es un equipo fuerte. Siempre está ahí con los mejores, pero lo más importante es nosotros estar bien preparados, hacer un gran partido y estar preparados mental y físicamente, porque va a ser un parido duro. Y habrá que estar fuertes”.
Antoine Griezmann

 LAS 5 COSAS QUE DEBES SABER DE ESTA FINAL

  1. Oblak/Keylor Navas
    Jan Oblak tenía una misión que parecía imposible. Hacer olvidar a Courtois. Lo hizo en unos meses. Su reto es histórico en San Siro. Sujeta al equipo en los momentos críticos. Keylor Navas, por su parte, ha firmado un año imborrable. El método de Luis Llopis, su preparador de porteros, le mantiene a un nivel de alto rendimiento absoluto. Son los dos mejores guardametas del mundo. Los clubes campeones de Europa siempre son reconocibles por un portero especial.

  2. Las bandas.

    Juanfran y Filipe Luis son la gasolina del Atlético de Madrid. De su energía y su capacidad de sorpresa en ataque va a depender buena parte del potencial ofensivo del Atlético de Madrid. En los últimos duelos, Cristiano Ronaldo lo ha pasado mal, ha estado incómodo delante de los laterales atléticos, que cuentan además con ayudas inestimables de Coke, Tiago o Gabi en las coberturas. En el Madrid, Marcelo es ha gran amenaza del Atlético. El futbolista que más temen. Arriesga siempre y en las finales su figura se eleva. Es uno de los nombres que aparece en rojo, rodeado con un círculo, en la pizarra de Simeone. Marcelo, alerta máxima.
  3. Estrategia a balón parado.

    Prohibido hacer faltas al borde del área en el Atlético de Madrid. Cristiano Ronaldo espera ahí sus opciones. En transición, en juego, no ha disfrutado de posesión de balón en los compromisos contra su eterno rival. Por su parte, Griezmann anda fino. Se atreve con todo. Es su verano. Mientras espera la Eurocopa y un país entero -Francia-, que confía en él para volver a los buenos tiempos del Zidane futbolista.
  4. Saques de esquina.
    Sergio Ramos/Godín. Los del Real Madrid, en especial desde el lado derecho, buscan el primer palo o la zona central donde Sergio Ramos y Pepe vuelan como aviones. Kross conoce sus virtudes desde la esquina. Cristiano y Benzema ayudan bien a nivel defensivo. Son los que sacan más balones de su propia área en esas funciones. En el Atlético de Madrid, Diego Godín es el primer ‘faraón’. Tiene un muelle y se eleva con autoridad. Zidane pide aquí tensión y atención.

  5. Benzema/Fernando Torres.

    Torres ya sabe lo que es ganar una Champions, pero con el Chelsea. Su gran desafío es levantar esta Copa con el Atlético de Madrid. Llega físicamente fuerte a la recta final de esta campaña. En plena madurez y con las ideas claras, dentro y fuera del terreno de juego. Enfrente, Benzema, certero y eficaz todo el año. Le encantaría ser protagonista, justo días antes del inicio de la Eurocopa donde su seleccionador, Didier Deschamps no cuenta con él.