Foto: Especial
Así lo señaló el director de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Miguel Vivanco, quien acusa que Obrador lleva a cabo un “asalto a la justicia”

Al extenderse el periodo de mando del presidente la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador obtendría en automático una mayoría en el Consejo de la Judicatura Federal que le permitiría sancionar e incluso remover jueces, lo que representa una “amenaza la independencia judicial en México”.

Así lo señaló este domingo el director de Human Rights Watch (HRW) para las Américas, José Miguel Vivanco, quien acusa que López Obrador lleva a cabo un “asalto a la justicia” mediante una “movida de ajedrez”.

Al recordar que el pasado jueves el Senado dio el aval para extender dos años el mandato del presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, Vivanco de HRW dejó en claro que éste también es uno de los siete miembros del Consejo de la Judicatura.

En tanto que los otros seis, enlistó, uno es elegido por el presidente de la República; dos son elegidos por el Senado (de mayoría oficialista) y tres son elegidos por la Corte Suprema.

De este modo, señaló Vivanco, “Andrés Manuel López Obrador, quien tiene mayoría en el Senado, se asegura una mayoría de cuatro de los siete miembros del Consejo de la Judicatura”.

El funcionario de HRW, explicó que el panorama de que López Obrador tenga una mayoría automática en el Consejo de la Judicatura es preocupante, pues con los cuatro votos “puede tomar algunas decisiones trascendentales, tales como aprobar el retiro forzoso de jueces”.

“Con un voto más, López Obrador tendría una mayoría calificada de cinco jueces que le permitirá nombrar, sancionar y remover jueces”, precisó HRW.

José Miguel Vivanco hizo memoria al señalar que hace unos meses, el presidente de México ya solicitó que se investigara al juez Juan Pablo Gómez Fierro, quien otorgó una suspensión provisional contra la reforma eléctrica que el mismo mandatario promovió.

El director de HRW para las Américas precisó que la iniciativa para extender el periodo de mando del presidente de la Suprema Corte aún debe ser votada en la Cámara de Diputados, pero dejó claro que este proyecto viola el artículo 97 párrafo 4 de la Constitución.