Una presunta familiar de la menor asegura que el acusado es inocente

Una presunta familiar de Ana Lizbeth, la pequeña de ocho años raptada en Nuevo León y encontrada sin vida horas más tarde; dedicó un texto en el que aseguró el acusado es inocente.

De acuerdo al testimonio, el hombre de la fotografía que ha circulado en internet no es culpable de la muerte de la menor. 

“Él no esconde nada…” dedicó el texto la presunta familiar a este medio; asegurando que Dulce la mamá de la menor sabía exactamente quién tenía a su hija y no sería la primera vez que la menor desaparecía por un largo tiempo, según acusa, como parte del maltrato de la madre.

“Hace dos semanas se les desapareció, se les fue de la casa de mi papá y de su mamá que por cierto por es que Teodoro dice que a mi papá se la llevó, porque allá la fueron a arrumbar a la niña porque ni su papá ni su mamá la cuidan, la mandan con la abuela que es la novia de mi papá” después dio pistas de porqué tratarían de culpar a su padre.

 

“Ahora de nuevo que se le volvió a perder y como no tiene nadie más a quien culpar dice que a mi papá, porque como no se llevan le quiere hacer un mal y no nomás porque todos sospechamos que ella sabe que paso en realidad y no dice nada” continuó.

Para finalizar, la familiar del señalado resaltó que la mamá de Ana no luce triste en las entrevistas, además de que su papá y la abuela de Ana, acudieron a la Delegación a denunciar la situación.