Obstáculo. El presidente de la Comisión de Inteligencia del Congreso, Adam Schiff, negocia la comparecencia del informante.
Abogados del presunto informante afirman que su cliente testificará en el Congreso sólo si le garantizan anonimato

WASHINGTON, EU.-  Los legisladores y abogados de la persona que denunció el accionar del presidente Donald Trump con Ucrania están preocupados por la seguridad del informante, en especial después de que el mandatario escribió  una serie de tuits “amenazantes”.

Las comisiones de inteligencia de la Cámara de Representantes y del Senado han negociado durante más de una semana con los abogados del denunciante anónimo y con el director interino de Inteligencia Nacional, Joseph Maguire, para garantizar que la persona esté protegida en caso de que testifique a puertas cerradas. El informante está dispuesto a hablar ante el Congreso, afirma su equipo legal, pero únicamente si Maguire puede garantizarle el anonimato y seguridad ante posibles represalias.

“Desafortunadamente, prevemos que la situación empeore, y que se vuelva más peligrosa para nuestro cliente y para cualquier otro denunciante”, escribió Andrew Bakaj, uno de los abogados, en una carta dirigida a Maguire el domingo.

Bakaj hizo referencia a los comentarios de Trump de que quiere saber quién es el informante que reveló la trama ucraniana.

“¿Saben lo que solíamos hacer en los viejos tiempos, cuando éramos inteligentes, verdad? Con los espías y la traición, ¿cierto? Solíamos manejarlo distinto a como lo hacemos ahora”, dijo Trump hace dís, algo que ha sido  tomado como intimidación.

ESCÁNDALO EN AUSTRALIA

El Gobierno australiano confirmó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se comunicó con su primer ministro, Scott Morrison, para pedirle información vinculada a la investigación sobre la interferencia rusa en las pasadas elecciones presidenciales del país norteamericano.

The New York Times publicó ayer que Trump presionó en una reciente llamada telefónica a Morrison para que ayudara al fiscal general de EU, William Barr, en su propósito de desacreditar la investigación abierta sobre la trama rusa en 2016.

2 Llamadas a líderes extranjeros (Australia y Ucrania) hizo Trump.