Foto: Tomada de Internet
Esta medida, anunciada en un comunicado conjunto del Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia, busca que los migrantes deban pedir asilo en el primer país al que lleguen. El comunicado dice que la regla será publicada este martes en el Registro Federal

El gobierno de Donald Trump lanza una nueva ofensiva contra los que piden asilo en EU impulsando una nueva medida este lunes para que los migrantes que buscan obtener condición de refugiado tengan que hacerlo en el primer país al que ingresan.

El comunicado, publicado este lunes conjuntamente por el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Justicia, dice que este martes se publicará en el Registro Federal "una Regla Final Interina (IFR) conjunta emitida por los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional".

"Este IFR utiliza la autoridad delegada por el Congreso (...) para mejorar la integridad del proceso de asilo al imponer más restricciones o limitaciones a la elegibilidad de los extranjeros que buscan asilo en los Estados Unidos", señala el comunicado.

"Específicamente, los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional están revisando para agregar una nueva barra de elegibilidad para el asilo de un extranjero que ingresa o intenta ingresar a EU a través de la frontera sur, pero que no solicitó la protección contra la persecución o la tortura cuando estaba disponible en al menos un tercer país fuera del país de ciudadanía, nacionalidad o última residencia habitual legal del extranjero a través del cual él o ella transitó en ruta a los EU".

Esta medida afectaría especialmente a los inmigrantes que llegan a través de la frontera sur de EU, que normalmente huyen de países de Centroamérica y primero llegan a la forntera sur de México.

"Hasta que el Congreso pueda actuar, esta regla interina ayudará a reducir la el factor que impulsa la migración irregular hacia Estados Unidos haciendo que menos individuos transiten por México en un viaje peligroso", declaró el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan.

"En última instancia, la acción de hoy reducirá las cargas abrumadoras en nuestro sistema interno provocado por los solicitantes de asilo que no buscaron protección urgente en el primer país disponible, los migrantes económicos que carecen de un temor legítimo de persecución y las organizaciones criminales transnacionales, traficantes y contrabandistas que explotan nuestro sistema para obtener ganancias", añadió McAleenan.

Prácticamente todas las medidas que la administración de Trump ha impulsado en detrimento de los migrantes han sido desafiadas en cortes, aunque aún no se sabe si este será el caso.