Especial
También vetó otras cláusulas que obligaban a los poderes públicos a distribuir máscaras a la población más vulnerable

BRASILIA, BRA.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sancionó ayer un proyecto de ley sobre el uso obligatorio de mascarillas contra la COVID-19, pero vetó algunos trechos en los que se exigía llevarlas en comercios, templos religiosos y escuelas, entre otros locales donde pueda haber reunión de personas.

El mandatario, que niega la gravedad de la pandemia y censura las medidas de aislamiento social, argumentó que en esos casos la medida “incurre en una posible violación de domicilio” contraria a la Constitución, según el texto publicado en el Diario Oficial.

También vetó otras cláusulas que obligaban a los poderes públicos a distribuir máscaras a la población económicamente más vulnerable y a las empresas a suministrar dicho material a sus trabajadores de forma gratuita.

La ley aprobada por el Parlamento aún obligaba a la población durante la emergencia sanitaria del nuevo coronavirus a mantener “boca y nariz cubiertos por máscaras de protección individual” en espacios y vías públicas, así como en el transporte colectivo o por aplicación. Los vetos de Bolsonaro, que aún tendrán que ser analizados por el Congreso.

EL DATO

Brasil es el epicentro latinoamericano de la pandemia de la enfermedad COVID-19 y el segundo país con más contagios con 1.5 millones y 61 mil 884 fallecimentos causados por el patógeno, según el último balance del Ministerio de Salud.