Incluido en la lista de los más destacados jóvenes innovadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts, el emprendedor mexicano Javier Larragoiti quiso ayudar a su padre diabético y desarrolló un endulzante natural, saludable, económico y con un sabor similar al azúcar, que se elabora a partir de residuos agrícolas.

La historia del nuevo sustituto del azúcar comenzó en 2009, en un país norteamericano con altas tasas de obesidad y  de diabetes.

Según datos oficiales, en México mueren cada año 98,000 personas por causas relacionadas con la diabetes, el 15% de las defunciones en el país. Además,  el 73 % de los adultos y el 35 % de los niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad, que es factor de riesgo para desarrollar esta enfermedad”, señala el emprendedor mexicano Javier Larragoiti.

Este joven de 28 años, fundador de XiliNat, la empresa que desarrolló este nuevo endulzante, enfatiza estos datos de la Secretaría de Salud y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), pero además conoce este problema de salud de primera mano, ya que  su propio padre fue diagnosticado de diabetes hace 10 años. 

Así, Javier pasó de ver el cansancio y la tristeza en su progenitor,  “que antes era jovial y alegre”, y comenzó a buscar un sustituto saludable y atractivo para el azúcar

De esta manera creó, con su equipo, un nuevo proceso, más económico y respetuoso con el medioambiente para producir el endulzante natural xilitol, que luce y sabe cómo el azúcar, pero que contiene un 40 % menos  de calorías, no altera los niveles de glucosa en la sangre ayudando a regularlos y contribuye a proteger los dientes de la caries, según indica a Efe.

Una muestra del endulzante conseguido por la empresa mexicana. Foto EFE/cedida por Xilinat

El producto que elaboró lo denomina Xilinat, y Larragoiti fue reconocido por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como uno de los mejores innovadores menores de 35 años en Latinoamérica en 2017, ya que su producto puede ayudar a los diabéticos en México y en todo el mundo.

 

MÚLTIPLES BENEFICIOS PARA LA SALUD

 

Sus productores recomiendan incluirlo en la alimentación de personas con diabetes, “ya que posee un bajo índice glucémico, es decir, la rapidez con la que un alimento eleva la glucosa que circula por la sangre y, además, es  seguro para niños”, indican. 

También explican que Xilinat es un endulzante natural, hecho al 100 % de xilitol, “un sustituto del azúcar con un sabor similar, que ahora es producido mediante un nuevo proceso”, indica Larragoiti, quien utiliza como materia prima el olote del maíz, o lo que es lo mismo el raquis o corazón de la mazorca que se desecha una vez extraídos los granos.

La mazorca de maíz, la esencial del xilitol que fabrican los emprendedores mexicanos. Foto: EFE/cedida por Xilinat

Cuando a mi padre le diagnosticaron diabetes y comenzamos a investigar este tema, nos dimos cuenta de que no existen opciones atractivas para que la gente deje de utilizar azúcar, y empezamos a buscarlas y hacerlas económicas para que fueran accesibles a todos”, señala Larragoiti.

Fue entonces cuando hallaron como opción el xilitol, sustancia que se viene extrayendo de madera de árbol de abedul y que es usada en la industria para endulzar bebidas bajas en calorías o chicles, pero que “no se ha hecho popular como endulzante en reemplazo del azúcar porque es sumamente costosa”, asevera.

El edulcorante similar al azúcar natural xilitol, lo obtienen del corazón de la mazorca de maíz. Foto: EFE/cedida por Xilinat

Encontró una manera más económica de obtener el xilitol mediante la fermentación de residuos de maíz,  y es cuando fundó, con Isabella Fernández y Alexis Heredia, "la empresa Xilinat, que compra estos restos vegetales a los productores maiceros locales, ayudando a mejorar su economía, al darle valor a sus residuos”, según recalca la firma.

Consultado por Efe sobre las mejoras que aporta el xilitol extraído del olote del maíz, Larragoiti señala: “su primera ventaja es el impacto ambiental”.

Javier Larragoiti con el premio como emprendedor que consiguió del MIT. Foto: EFE/cedida por Xilinat

Explica que el xilitol extraído del abedul u otras fuentes vegetales se obtiene mediante un proceso químico que involucra reacciones (hidrogenación catalítica) a altas presiones y temperaturas, “mientras que el xilitol de Xilinat emplea un proceso natural, una fermentación muy similar a la elaboración de la cerveza o el vino”.

 

ENDULZANTE ALIADO DEL MEDIOAMBIENTE

 

Dado que nuestra materia prima son los residuos agrícolas, estamos ayudando a reducir la contaminación causada por estos desechos y además no estamos deforestando, como cuando se utiliza el abedul”, apunta.

Javier Larragoiti (en el centro), junto con Isabella Fernández y Alexis Heredia, que conforman la empresa Xilinat. Foto: EFE/cedida cedida por Xilinat

Nuestro xilitol es 100 % natural, no solo de origen, al utilizar el olote del maíz,  sino también de proceso, porque para producirlo se emplea un proceso fermentativo”, recalca. 

Respecto de las propiedades de este endulzante, señala:  “nuestro xilitol tiene las características de pureza y de sabor que exigen las normas alimentarias para este endulzante”.

El xilitol de la mazorca de maíz es cardiosaludable. Foto: EFE/cedida por Xilinat

Otro punto importante de diferenciación entre nuestro xilitol y el  existente, es su costo, ya que gracias a nuestro proceso, es un 20 % más económico que otras marcas productoras de EU, Canadá o China, tanto en presentación individual como en bulto”, añade.

Respecto de cuáles serán sus  próximos pasos para conseguir y comercializar este producto, señala que “gracias al dinero en efectivo que recibimos como ganadores del concurso Chivas Venture, actualmente estamos trabajando en escalar la producción”. 

Javier Larragoiti (en el centro), junto con Isabella Fernández y Alexis Heredia, que conforman la empresa Xilinat. Foto: EFE/cedida por Xilinat

Esto conlleva el tiempo necesario para hacer pruebas en una planta piloto y construir nuestra primera planta de producción. Calculamos  que dentro de dos años estaremos exportando a Europa y otros países de América”, sentencia Larragoiti.

 

DESTACADOS:

 

* “El compuesto  natural obtenido al procesar el corazón sin granos de la mazorca del maíz es ideal para diabéticos, ayuda a combatir la obesidad y a prevenir las caries. Además  favorece el medioambiente y a los productores locales”, explica su creador, el emprendedor mexicano Javier Larragoiti, fundador de Xilinat.

* “El endulzante, denominado xilitol, se comercializa con la marca Xilinat, tiene el mismo sabor que el azúcar pero un 40 por ciento menos de calorías y un 75 por ciento menos de carbohidratos. Además eleva con menor rapidez el nivel de la glucosa en  la sangre y es seguro para los niños”, asegura Larragoiti a Efe.

* “El xilitol se venía obteniendo a partir del abedul, pero es caro. Hemos logrado producirlo a un menor coste mediante un proceso de fermentación  muy similar a la elaboración de la cerveza o el vino, que no causa deforestación y ayuda a reducir la contaminación causada por los residuos agrícolas”, señala el mexicano.  

Por Pablo Gutman EFE/Reportajes