Busca justicia. La saxofonista, originaria de Oaxaca, es sobreviviente de un intento de feminicidio. El Universal
Fue el 9 de septiembre de 2019, cuando fue agredida por dos hombres que le rociaron ácido sulfúrico en el rostro y el cuerpo, químico que también le dejó quemaduras a su madre

OAXACA, OAX.- Si de algo está convencida María Elena Ríos Ortiz, joven saxofonista sobreviviente de un intento de feminicidio que le ha coartado la libertad, es que en México la justicia para las mujeres se maneja como si fuera algo que puede esperar, que a diario se desplaza y archiva.

Así como lo ha hecho ella. “Yo lucho todos los días para que no me archiven”, confiesa entre lágrimas.

“¿Qué cosa es más importante que atender la violencia? No se puede alardear sobre avances y construcción de paz y justicia para las mujeres sin hechos concretos. ¡Nos están matando!”, sentencia.

Han pasado 18 meses desde el 9 de septiembre de 2019, el día en que fue agredida por dos hombres que le rociaron ácido sulfúrico en el rostro y el cuerpo, químico que también le dejó quemaduras a su madre, quien intentó auxiliarla. A la distancia, la joven percibe su caso legal como oscuro y con muchos obstáculos.

Malena se ha convertido en la activista de su propia causa, que busca incansablemente la justicia porque está convencida de que es la única vía para recobrar su libertad.