Clima en México : Onda tropical 19 y Monzón Mexicano golpearán este fin de semana con lluvias, granizadas e inundaciones a estos estados

Noticias
/ 5 agosto 2022

Se pronostica un fin de semana lluvioso para el territorio mexicano con la presencia del Monzón Mexicano y la onda tropical 19 con alta probabilidad de desarrollo ciclónico

El clima en México se ha mantenido entre las altas temperaturas y lluvias puntuales de fuertes a chubascos aislados en la mayor parte del territorio nacional, esto debido a la interacción de varios fenómenos climáticos como el Monzón Mexicano, la canícula, una serie de ondas tropicales y canales de baja presión.

Para este fin de semana, el Servicio Meteorológico Nacional de la Conagua pronostica que la mayor parte del territorio nacional presentará lluvias, con descargas eléctricas así como temperaturas cálidas.

Anuncio

El monzón mexicano originará lluvias fuertes a muy fuertes, descargas eléctricas y posibles granizadas en Sonora, Chihuahua, Durango y Sinaloa, que podrían generar incremento en los niveles de ríos y arroyos, deslaves e inundaciones.

La onda tropical 19 será absorbida gradualmente por la circulación de la zona de baja presión con alta probabilidad de desarrollo ciclónico o posible ciclón tropical al sur de las costas de Guerrero; este sistema generará condiciones para lluvias puntuales fuertes, rachas de viento de 40 a 50 km/h y oleaje de 1.5 a 2.5 metros de altura significativa en las costas de Guerrero y Oaxaca.

TE PUEDE INTERESAR | Clima en México: Monzón mexicano y onda tropical 19 golpean a la canícula; fuertes lluvias, granizadas e inundaciones para estos estados

Anuncio

Canales de baja presión sobre el norte, occidente, centro, oriente y sureste del territorio nacional, en combinación con el ingreso de humedad proveniente de ambos océanos e inestabilidad en la atmósfera superior, ocasionarán chubascos vespertinos y lluvias puntuales fuertes sobre las regiones mencionadas, incluido el Valle de México y la Península de Yucatán, además de lluvias puntuales muy fuertes en Nayarit, Jalisco y Chiapas.

Continuará también, ambiente vespertino cálido a caluroso en la mayor parte del país, con temperaturas superiores a 40 °C en Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Pronóstico de lluvias para la República Mexicana

Anuncio

Lluvias fuertes con puntuales muy fuertes (50 a 75 mm): Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Intervalos de chubascos con lluvias puntuales fuertes (25 a 50 mm): Durango, Colima, Michoacán, Campeche y Yucatán.

Intervalos de chubascos (5 a 25 mm): Baja California Sur, Tamaulipas, San Luis Potosí, Guanajuato, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Puebla, Veracruz, Tabasco y Quintana Roo.

Lluvias aisladas (0.1 a 5 mm): Baja California, Coahuila, Nuevo León, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro, Hidalgo y Tlaxcala.

Pronóstico de temperaturas máximas para le Territorio Mexicano

Temperaturas máximas de 40 a 45 °C: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Temperaturas máximas de 35 a 40 °C: Baja California Sur, Durango, Zacatecas, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, San Luis Potosí, Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán.

Temperaturas máximas de 30 a 35 °C: Querétaro (norte), Hidalgo (norte), Puebla (suroeste), Morelos (sur) y Quintana Roo.

¿Qué es el monzón mexicano?

El Monzón de Mexicano es un fenómeno que se caracteriza por generar lluvias intensas, aunque no continuas, en regiones del noroeste de México, principalmente en las montañas de la Sierra Madre Occidental y sus alrededores, que comprenden Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, el norte de Nayarit, Sinaloa y Sonora, así como el occidente y suroeste de Estados Unidos de América.

El vocablo monzón se deriva de la palabra árabe mausim, que significa estación; por lo tanto, este fenómeno se refiere al cambio estacional en la dirección de los vientos entre el continente y el océano.

A nivel mundial, se han identificado cuatro regiones donde se presentan circulaciones monzónicas: el suroeste de Asia y el Océano Índico; Australia y la Polinesia; África noroccidental y el Atlántico oriental, así como en la zona que comprende, además del noroeste de México, al occidente y suroeste de Estados Unidos de América.

Cada año, entre finales de junio y principios julio, inicia el Monzón Mexicano, y puede extenderse hasta septiembre. Es generado por los vientos cálidos y húmedos que provienen del Océano Pacífico y el Golfo de California, los cuales convergen sobre el noroeste del territorio nacional.

Recomendaciones para la temporada de lluvias

Ante la presencia de fuertes lluvias, mantente prevenido. Consulta las recomendaciones para protegerte durante intensas precipitaciones e inundaciones, así como tormentas eléctricas, ten a la mano los teléfonos de emergencia, así como el directorio de la red de refugios temporales o albergues.

• Medidas básicas durante la lluvia

• Mantente alerta a los comunicados de las autoridades y las medidas establecidas por la Dirección de Protección Civil

• Intenta permanecer en un lugar seguro

• Evita arrojar objetos en la calle y sacar la basura

• No arriesgues tu vida al intentar cruzar corrientes de agua

• Evita tocar postes, cajas de luz o cables

• Evita transitar por calles inundadas

• Circula despacio, con luces encendidas, intermitentes y cinturón de seguridad

• Ubica los refugios temporales y albergues en tu municipio

• Si te encuentras en un albergue y presentas algún síntoma o padeces alguna enfermedad, avisa al equipo de salud del lugar.

¿Qué es la canícula?

La canícula es un evento climático que sucede durante la estación de verano y se caracteriza por ser una sequía, es decir una disminución o ausencia de lluvia.

Se presenta en algunas regiones del país entre los meses de julio y agosto debido a que las lluvias disminuyen, al mismo tiempo que se dan altas temperaturas.

Las lluvias disminuyen porque los vientos alisios, al soplar con fuerza desde el Este, impiden la formación de nubes sobre el océano, con lo cual se reducen las lluvias en el parte del territorio continental.

La palabra canícula deriva de la palabra “canes”, que significa “perros”, y su alusión al fenómeno de calor abrasivo tiene una base astronómica, ya que se refiere a la constelación del Can Mayor (Canícula) y su estrella Sirio “La Abrasadora”, cuya primera aparición en el horizonte coincidía con el fenómeno de calor excesivo.

La canícula se caracteriza por: temperaturas superiores a 37 grados Celsius, disminución de lluvias, calentamiento del aire y cielos despejados.

En México, los estados que sufren mayor afectación por la canícula son: Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán.

Mitos y verdades de la Canícula

En los medios de comunicación y redes sociales, año con año se difunde la misma información incorrecta y que no tiene validación científica en nuestro país, el cual está directamente relacionado con menor cantidad de lluvias, NO con las temperaturas y, con excepción de los estados del noroeste y norte, el resto de México presenta Canícula.

“Inicia el 12 de julio y finaliza el 20 de agosto”: es falso ya que varía en cada región, además de que es una fecha estadística que no se le puede imponer a la naturaleza y no es pronosticable. Puede iniciar el 1 de julio y extenderse hasta septiembre, o incluso puede no haber, y para determinar su duración en cierto año, sólo se puede hacer posterior a estos meses.

También existe el mito de que no lloverá un solo día, ni una gota, siendo por supuesto falso ya que las precipitaciones siguen presentes pero la cantidad y frecuencia con que se presentan es menor en comparación con junio o septiembre. No obstante, algunos eventos de tormenta pueden ser localmente severos con granizadas y ráfagas de viento.

Durante estos dos meses, los modelos a largo plazo efectivamente muestran déficit de precipitaciones en territorio nacional; sin embargo, durante la segunda quincena de julio es probable que puedan tener mayor extensión/intensidad las tormentas debido a la interacción de un frente frío, ondas tropicales y vaguadas, sistemas que pueden verse fortalecidos por la fase convectiva de la Oscilación de Madden-Julian.

Por ahora, este escenario tiene 25 a 50% de probabilidad de ocurrencia que, de confirmarse, puede resultar muy benéfico especialmente para los estados del norte, ayudando a disminuir la sequía.

En el transcurso de agosto, es probable que gradualmente se incrementan las precipitaciones, especialmente regiones del noroeste, occidente, centro y sur.

¿Qué es el golpe de calor?

Un golpe de calor es un problema grave. Ocurre cuando el cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, que se va incrementando rápidamente y puede alcanzar los 40.6º C.

Aunque cualquier persona puede sufrir un golpe de calor, los niños menores de cuatro años y los ancianos son los más susceptibles de sufrirlo, además de diabéticos y personas con problemas cardíacos, renales o de hipertensión.

El golpe de calor requiere tratamiento de urgencia. El golpe de calor sin tratar puede dañar rápidamente el cerebro, el corazón, los riñones y los músculos. El daño empeora cuanto más se retrasa el tratamiento, lo que aumenta el riesgo de sufrir complicaciones graves o la muerte.

Síntomas del Golpe de Calor

• Alta temperatura corporal. Una temperatura corporal central de 104 F (40 C) o más, obtenida con un termómetro rectal, es el principal signo de insolación.

• Alteración del estado mental o del comportamiento. La confusión, la agitación, la dificultad para hablar, la irritabilidad, el delirio, las convulsiones y el coma pueden ser el resultado de un golpe de calor.

• Alteración en la sudoración. En el golpe de calor provocado por el calor, la piel se sentirá caliente y seca al tacto. Sin embargo, en el golpe de calor provocado por el ejercicio extenuante, su piel puede sentirse seca o ligeramente húmeda.

• Náuseas y vómitos. Puede sentirse mal del estómago o vomitar.

• Piel enrojecida. Su piel puede enrojecerse a medida que aumenta la temperatura de su cuerpo.

• Respiración rápida. Su respiración puede volverse rápida y superficial.

• Ritmo cardíaco acelerado. Su pulso puede aumentar significativamente debido a que el estrés por calor impone una tremenda carga a su corazón para ayudar a enfriar su cuerpo.

• Dolor de cabeza. Su cabeza puede palpitar.

¿Quiénes deben estar protegidos especialmente del calor?

• Las personas mayores, discapacitadas y los niños menores de 5 años.

• Las personas con enfermedades crónicas (hipertensión, diabetes, cardiopatía, obesidad, alcoholismo).

• Las personas que tomen alguna medicación habitualmente.

• Las personas que realizan trabajos físicos intensos o deporte al aire libre cuando hay temperaturas elevadas.

• Ante cualquier duda consulte a los profesionales sanitarios.

¿Qué hacer ante una persona con un golpe de calor?

• Llame a emergencias sanitarias al 911.

• Coloque al enfermo en un lugar a la sombra.

• Quítele ropa para airearle.

• Si está consciente, colóquele con la cabeza ligeramente elevada y ofrézcale abundante agua.

• Refrésquele con agua fría o hielo, sobre todo la cara y axilas. No le meta en la bañera para enfriarle.

• Si está inconsciente colóquele tumbado de lado, con las piernas flexionadas.

• Nunca de líquidos a una persona inconsciente.

¿Cómo protegerse del calor?

• Evite salir de casa durante las horas centrales del día (entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde).

• Beba más líquidos, sin esperar a tener sed. Sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos.

• Evite comidas copiosas, tome verduras y frutas. Coma menos cantidad y más veces al día. No tome comidas calientes ni abuse de las bebidas alcohólicas.

• Reduzca la actividad física.

• Descanse con frecuencia a la sombra.

• Use ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares.

• Permanezca en espacios ventilados o acondicionados.

• Cuando esté en la casa, utilice las habitaciones más frescas.

• Durante el día baje las persianas y cierre las ventanas; ábralas por la noche para ventilar.

• Mantenga los alimentos en el frigorífico y vigile siempre las medidas higiénicas de conservación.

• Cuando estacione el coche no deje en el interior a niños ni ancianos con las ventanillas cerradas.

• Ayude a las personas que puedan estar en mayor riesgo de sufrir los efectos del calor.

COMPARTE ESTA NOTICIA
Síguenos en

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Sugerencias del editor