EU acepta que ataque con drones mató a civiles y niños en Afganistán

Noticias
/ 17 septiembre 2021

“El ataque fue un error trágico”, dijo el general de la Infantería de Marina, Frank McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, en una conferencia de prensa en el Pentágono

El Pentágono se retiró de su defensa de un ataque con drones que mató a varios civiles en Afganistán el mes pasado, y anunció el viernes que una revisión interna reveló que solo murieron civiles en el ataque y no un extremista del Estado Islámico (ISIS-K) como se creía al principio.

“El ataque fue un error trágico”, dijo el general de la Infantería de Marina, Frank McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, en una conferencia de prensa en el Pentágono.

Durante días después del ataque del 29 de agosto, los funcionarios del Pentágono afirmaron que se había llevado a cabo correctamente, a pesar de la muerte de numerosos civiles, incluidos niños. Más tarde, las organizaciones de noticias plantearon dudas sobre esa versión de los hechos, informando que el conductor del vehículo objetivo era un empleado de una organización humanitaria estadounidense desde hace mucho tiempo y citando la ausencia de pruebas para respaldar la afirmación del Pentágono de que el vehículo contenía explosivos.

McKenzie dijo que el vehículo fue golpeado “con la convicción sincera” de que el vehículo objetivo representaba una amenaza inminente.

“Ahora estoy convencido de que hasta 10 civiles, incluidos hasta siete niños, murieron trágicamente en ese ataque”, dijo McKenzie.

“Además, ahora evaluamos que es poco probable que el vehículo y los que murieron estuvieran asociados con ISIS -K, o una amenaza irecta a las fuerzas estadounidenses”, agregó, refiriéndose a la filial del grupo Estado Islámico en Afganistán.