“Parece una niña feliz”: Trump se burla de Greta Thunberg

Internacional
/ 24 septiembre 2019

El presidente Donald Trump reaccionó sarcástico al poderoso discurso de Greta Thunberg en el inicio de la Cumbre sobre Acción Climática de la ONU

Donald Trump, reaccionó al apasionado discurso ante la ONU de la activista sueca Greta Thunberg con un mensaje en tono de burla, un tuit que provocó este martes controversia debido a que la adolescente padece el síndrome de Asperger.

A última hora del lunes, después de que Thunberg mostrara su enfado con los líderes mundiales durante la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU, Trump recurrió a Twitter para citar un mensaje en esta red sobre la rabia que mostró la joven sueca de 16 años en su discurso y escribir un comentario aparentemente sarcástico.

“Parece que es una niña muy feliz, entusiasmada por un futuro brillante y maravilloso. ¡Qué bonito verlo!”, tuiteó el mandatario.

El mensaje motivó comentarios de rechazo en Twitter, donde algunos recordaron que, durante su campaña electoral en 2016, el presidente también se burló de un periodista discapacitado.

El tuit de Trump se produjo poco después de que en su cadena de televisión favorita, Fox News, el presentador Michael Knowles criticara también a Thunberg de forma aún más directa, al afirmar que es “una niña sueca mentalmente enferma de la que se están aprovechando sus padres y la izquierda internacional”.

La cadena Fox News emitió después un comunicado en el que se disculpaba con Thunberg y con su audiencia por el comentario “vergonzoso” de Knowles, pero el propio comentarista incidió en su postura al escribir en Twitter que “no hay nada malo en vivir con una enfermedad mental”.

Su madre escribió un libro sobre sus problemas mentales. No hay nada vergonzoso en vivir con trastornos mentales. Lo que es vergonzoso es explotar a un niño, particularmente a un niño con trastornos mentales para avanzar en su agenda política.

Después de su vehemente discurso ante la ONU de este lunes, en el que reprochó a los líderes que le hayan robado sus “sueños” y su “infancia” con “sus palabras vacías”, Thunberg se cruzó con Trump en el vestíbulo de Naciones Unidas y torció los labios en una mueca al verle.