Sin renuncias de Sheinbaum y Ebrard será imposible castigar a los responsables de la Línea 12 del Metro: PAN

Nacional
/ 20 junio 2021

En un comunicado, Marko Cortés indicó que el informe preliminar dejó muy clara la responsabilidad que tuvo Marcelo Ebrard cuando gobernó la capital del país, al “apresurar la obra y recibirla sin revisarla”

El dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, afirmó este domingo que, sin la renuncia de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y del canciller Marcelo Ebrard, por el colapso en la Línea 12 del Metro, será “imposible” castigar a los responsables de este hecho que dejó 26 muertos y más de 80 heridos.

En un comunicado, indicó que el informe preliminar dejó muy clara la responsabilidad que tuvo Marcelo Ebrard cuando gobernó la capital del país, al “apresurar la obra y recibirla sin revisarla”.

“Ebrard tendría que renunciar y, de no hacerlo, ser despedido, para poder ser enjuiciado por probable homicidio no intencional. Además, Marcelo Ebrard, junto con Mario Delgado, tendrán que responder por las compras a sobre precio y sin las especificaciones técnicas necesarias de vagones, materiales y equipos”, expresó el dirigente panista.

Marko Cortés también acusó a la actual jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, por omisión, y aseveró que el peritaje también deberá mostrar si la Línea 12 recibió mantenimiento y supervisión durante la primera mitad del mandato de la morenista.

“Lo que es evidente es que Marcelo Ebrard y Mario Delgado pecaron por acción y Claudia Sheinbaum por omisión. Sin su renuncia, será imposible llegar a una investigación veraz y castigo a los responsables”, sentenció.

El panista aseguró que al canciller y la jefa de gobierno son los “consentidos” del presidente Andrés Manuel López Obrador, por lo que dijo que las reacciones del Ejecutivo demuestran que habrá “impunidad total”.

“Queda claro que el presidente no pretende hacer justicia contra los verdaderos responsables de la tragedia que costó 26 vidas humanas (…). Para el presidente es mucho más importante preservar la carrera política de sus consentidos, Marcelo Ebrard, Mario Delgado y Claudia Sheinbaum, que hacerles justicia a las víctimas”, expuso.

Aseguró que en el proceso de construcción de la Línea 12 “hubo apresuramientos por terminarla antes de tiempo, adjudicaciones de obra sin licitación pública, sobrecostos en el arrendamiento de trenes, compras que no cumplían las especificaciones técnicas necesarias, fallas en la construcción y suspensión del servicio por casi dos años en su tramo de Tláhuac a Atlalilco“.

“De todo este entramado de corrupción, negligencia y desfalcos, debe haber responsables políticos y financieros por acción y omisión. Es muy pernicioso (…) que el manto presidencial de la impunidad siga cubriendo a los políticos corruptos, ineficaces y sinvergüenzas, sólo por su fidelidad al inquilino de Palacio Nacional”, concluyó.