Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

Manuel Saval: impecable imagen dentro y fuera del escenario

Show
/ 3 marzo 2016

    El actor falleció a los 53 años víctima de cáncer en la laringe

    México.- El actor mexicano Manuel Saval, quien destacó en la actuación con telenovelas como "Simplemente María" y "Pobre señorita Limantour", se caracterizó por ser un hombre elegante y amable dentro y fuera de los foros.

    El histrión, quien además se convirtió en uno de los galanes de la pantalla chica más cotizados por el público femenino, murió la noche de este martes a los 53 años, a causa del cáncer en la laringe que padecía desde hace casi dos años.

    Juan Manuel Ruiz Saval nació el 22 de junio de 1956, en Sonora, México, y con motivo de su cumpleaños, el pasado lunes se le rindió un homenaje en el Polifórum Cultural Siqueiros, en la Ciudad de México, a donde acudieron amigos y familiares, como su hijo Francisco, quien definió a su padre como el "Hércules moderno".

    Sin embargo, por su condición delicada de salud, el actor tuvo que seguir esta distinción vía Internet desde su casa.

    Fue hijo de Manolita Saval, actriz y cantante, por lo que desde su nacimiento, llevó los dotes artísticos en la sangre.

    Su carrera la inició en 1975 con el filme "El esperado amor desesperado", donde compartió créditos con figuras del medio del espectáculo como Ofelia Guilmáin y Delia Casanova.

    En 1980, apareció en la pantalla chica en "Corazones sin rumbo", telenovela protagonizada por Blanca Guerra y Carlos Piñar, en la cual encarnó el personaje de "Jorge".

    Comenzó a adentrarse cada vez más en el mundo de los melodramas, participando en "Espejismo" (1981), "Lo que el cielo no perdona" (1982), "Pobre señorita Limantour" (1983), en la que trabajó con Thalía, y "Los años felices" (1984).

    En 1989 le llegó la oportunidad de un gran protagónico al lado de Victoria Ruffo en "Simplemente María", telenovela que rápidamente se colocó en el gusto del público, convirtiéndose en una de las de mayor éxito.

    Saval, en repetidas ocasiones declaró estar muy feliz de dedicarse a la actuación, pues es lo que le agrada, además de tener muchos amigos en Televisa, empresa en la que laboró desde el inicio de su carrera.


    Respecto a su trabajo en teatro, Manuel participó en varias puestas en escena, entre las que se encuentran "Papacito piernas largas", "Gigi" y "¡Ah que muchachita!".

    En 1995 fue invitado por la directora Beatriz Sheridan a trabajar al lado de Thalía en "María la del barrio", donde compartió créditos con la actriz por segunda ocasión; y posteriormente, en 1999, vuelve a hacerlo en "Rosalinda".

    Luego de interpretar al papá de la ex Timbiriche en "Rosalinda", Saval, quien por esas fechas se tomó unas vacaciones y atendió negocios personales, volvió a la pantalla chica para ponerse la sotana y dar vida a un sacerdote en el melodrama "Carita de ángel" (2000), en la cual compartió créditos con Libertad Lamarque.

    En 2002, continuó su desempeñó actoral en melodramas enfocados al público infantil como "Cómplices al rescate" y "Vivan los niños".

    Tres años después, trabajó en "Sueños y caramelos", en la cual el elenco infantil de la telenovela le festejó sus 49 años, así como sus compañeros actores Alessandra Rosaldo, Luis Gatica y María Antonieta de las Nieves. Este fue el último melodrama en el que participó.

    En 2006, el actor anunció que se tomaría un descanso luego de cinco años ininterrumpidos en los foros; sin embargo, fue el 1 de agosto del siguiente año cuando Saval confirmó su retiró de los escenarios debido al cáncer de laringe provocado por el tabaquismo.

    Saval declaró a la prensa que no le faltó nada en la vida y por el contrario, recibió más de la cuenta: "El día que tenga que morir, le quedaría debiendo mucho a la vida".

    COMPARTE ESTA NOTICIA
    TEMAS
    Síguenos en

    Newsletter Vanguardia

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

    Anuncio
    Anuncio
    Anuncio
    Sugerencias del editor