‘El abuso es un asunto colectivo’: Belén López Peiró

Artes
/ 2 diciembre 2021

La escritora argentina relata en su primera novela, ‘Por qué volvías cada verano’ el abuso sexual que sufrió en su adolescencia

En 2014 Belén López Peiró acudió a las autoridades argentinas para denunciar a su tío, un policía bonaerense que abusó de ella de los 13 a los 16 años. Tiempo después, tras acudir a un taller de escritura con Gabriela Cabezón, la joven comenzó a escribir sobre esta experiencia para dar forma a su primera novela “Por qué volvías cada verano” (Palíndroma, 2021).

En medio de la escritura de esta obra se atravesó el Movimiento Feminista y el MeToo. Así, un proceso que comenzó en solitario fue tejiendo redes con otras mujeres que se solidarizaron con la causa de Belén y que se vieron reflejadas en sus letras.

“No considero que sea un libro catártico, sí hay una denuncia, pero lo que prevalece es la literatura. En ese sentido la escritura me permitió tener distancia de los hechos, de tomar conciencia de las otras voces que participan en esta historia. En mi cabeza comenzaron a aparecer otras voces, las de mi tía, del abogado, de la médica, de mi familia. También hay partes del expediente judicial.

$!‘El abuso es un asunto colectivo’: Belén López Peiró

El abuso es un asunto colectivo, no puede ser narrado en primera persona. Hay un sentido de polifonía en la novela, un recurso que ya había leído en ‘Voces de Chernóbil’ de Svetlana Alexiévich”, precisa.

“Por qué volvías cada verano” es una novela de no ficción y Belén señala que como referentes tiene a Rodolfo Walsh con su libro “Operación Masacre”, un parteaguas de la literatura argentina que también trabaja con la violencia, la injusticia y la experiencia.

“Otras escritoras que me acompañaron durante la redacción de la novela fueron María Moreno, Selva Almada, que reconstruye tres feminicidios en su libro ‘Chicas muertas’, y Gabriela Cabezón con ‘Le viste la cara a Dios’”, rememora.

Ha pasado más de lustro y aún no se resuelve la causa judicial que Belén entabló contra su tío. “Yo no busco encontrar ahí una reparación de justicia”, afirma la narradora, que recién publicó en Argentina Donde no hago pie” (Lumen, 2021). Una suerte de segunda parte de su primera novela en donde justamente describe lo tortuoso que es el proceso judicial para las víctimas.

Ahora, Belén cuenta con un acompañamiento de amigas y compañeras feministas, algo que no tenía en 2014 y que ha significado un cambio en su forma de enfrentar el proceso legal.

Si bien en un principio las editoriales no se animaban a publicar “Por qué volvías cada verano”, una vez que vio la luz en 2018 gracias a una editorial independiente argentina, el libro fue traducido a varios idiomas y publicado en numerosos países.

“Estos son temas que nos interesan a todos. El abuso afecta a las mujeres y a los varones, a las hijas, a los padres. Es verdad que mi libro es de denuncia y que la escritura puede ser reparadora, pero yo lo considero el primer libro de mi proceso como escritora”, concluye.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio