Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

La amenaza de la carne

Vida
/ 12 julio 2017

A la gente del norte de México y del sur de Estados Unidos, le encantan las carnes asadas, las hamburguesas y los rib-eyes pero, desde el punto de vista ecológico, la carne es un desastre.

Un reporte de Naciones Unidas señala que la industria del ganado no solamente usa más tierra que cualquier otra actividad humana, sino que es también una de las más contaminantes del agua, del suelo y del aire. De hecho, es una de las grandes fuentes de emisión de gases de invernadero, ‘más que todos los trenes, aviones y automóviles del mundo combinados’.

Si usted quisiera hacer algo valioso por el planeta, sin necesidad de moverse de su casa, le bastaría simplemente con reducir su ingesta de carne.

Para poner un ejemplo, los expertos han calculado que si los estadounidenses se abstuvieran de carne un día a la semana, sería el equivalente a quitar de golpe 40 millones de autos de las carreteras durante un año.

Hagamos un conteo rápido al respecto:

Dejar de comer carne un día, equivale a 200 gramos por persona. Si en EU hay 200 millones de personas que comen carne, eso significa 40 millones de kilos por día. Lo que implica que dejar de comer un kilo de carne equivale, en términos de contaminación, a sacar de circulación un automóvil por año. Lo que totalizaría 40 millones de automóviles por año.

Pero ¿de donde viene ese impacto ambiental?

Las carnes rojas son las peores ofensoras del medio ambiente. Se debe al efecto que tienen los animales de crianza en siete parámetros ambientales: gastos en energía fósil, uso de fertilizantes para producir los pastos, el forraje y los granos, que sirven de alimento a los animales; necesidad de terreno, gases de calentamiento global, acidificación de los suelos y contaminación de las fuentes de agua.

Los otros factores
La industria de la carne consume una enorme porción de las cosechas de granos del planeta: al menos 80 por ciento de toda la soya, y más de la mitad de todo el maíz que se producen en el mundo, va a dar a los estómagos del ganado de carne.

Por otra parte, el ganado bovino produce más excremento que cualquier otra especie.

Una vaca típica puede arrojar 5 mil kilogramos de excremento al año. Asumiendo que cada uno de esos animales produce 285 kilogramos de carne, significa unos 17 kilogramos de estiércol por cada kilo de carne, mientras que los cerdos producen alrededor de 9 kilos de estiércol por cada kilogramo de carne.

Y el excremento de los animales no solamente apesta, también libera al aire amoniaco, óxido nitroso y metano.

Por otro lado, el estiércol puede echar a perder los mantos acuíferos, tanto  superficiales como subterráneos, debido a que las aguas de lluvia arrastran los componentes del estiércol a los cuerpos de agua cercanos.

$!La amenaza de la carne

En contraste, el estiércol es un excelente abono para los campos de cultivo, lo cual compensa en parte su impacto negativo.

Sin embargo, si se trata de mucho estiércol, los campos agrícolas pueden terminar con más desperdicio del que el suelo puede procesar.

El estiércol de vaca es sobre todo un mejorador físico de los suelos (permite que el agua, el aire y las raíces, penetren mejor en la tierra), pero en grandes cantidades su contenido químico puede provocar toxicidad en las plantas cultivadas.

¿Qué se puede agregar?
De acuerdo a un artículo publicado en la revista Environmental Science & Technology (Ciencia  y Tecnología Ambiental), la producción de carne roja genera, en promedio, cuatro veces más emisiones de gases de invernadero, que una cantidad equivalente de pollo o pescado, y genera más dióxido de carbono que cualquier otro grupo de alimentos.

La carne de cerdo es más ecológica que la de res y carnero. Por una razón: los cerdos no expelen metano de sus tractos digestivos.

Y además se reproducen con más eficiencia que las reses. Mientras que una vaca u oveja suele parir una sola cría al año, una cerda suele parir más de 10. 

Y los cerdos necesitan menos tiempo para alcanzar su peso comercial. Se requieren 8 kilogramos de alimento para producir un kilo de carne de cerdo; pero se necesita el doble para producir un kilo de carne de res.

Las aves de corral y los huevos son los que requieren de menos alimento por cada kilogramo de proteína producida.

Y producir pollo y huevo demanda de menos combustibles fósiles.

El problema es que, como se trata de la proteína más ampliamente consumida, los pollos y huevos tienen un mayor impacto en el medio ambiente.

La industria del pollo asado consume en Estados Unidos 260 mil megajoules de energía en un año, el equivalente a 45 millones de barriles de petróleo (mucho más petróleo del que consume un país pequeño, como Sri Lanka, para las necesidades de sus habitantes).

Otras aristas de la carne
El mejor indicador de la prosperidad de un país, es el consumo de carne. Por eso, ante el crecimiento de economías como la de China e India, se ha previsto que la producción mundial de carne se duplicará de los 230 millones de toneladas que se producían en 2001 a 465 millones de toneladas en 2050, al tiempo que la producción lechera aumentará en ese periodo a 580 mil millones de toneladas.

El sector pecuario es el de más rápido crecimiento en comparación con el desarrollo de otros sectores agrícolas.

Es el medio de subsistencia de mil 500 millones de personas y supone el 40 por ciento de la producción agrícola mundial.

Pero este rápido crecimiento tiene un precio muy elevado para el medio ambiente, tanto, que la ONU ha dicho que la producción pecuaria tendría que reducirse a la mitad, para impedir que la situación empeore.

El informe de Naciones Unidas al que nos referíamos en el principio de este artículo, explica que la ganadería utiliza 30 por ciento de la superficie del planeta donde crecen los pastizales, pero ocupa también 33 por ciento de toda la superficie de tierras cultivadas. 

Números 
-7 millones de toneladas de proteína animal se producen cada año en EU, lo que equivale a 75 gramos de proteína per cápita por día (los expertos  recomiendan 60 gramos por día).
-8 kilos de proteínas vegetales requieren los animales para producir cada kilogramo de carne.
-87% del agua disponible en EU es destinada a la agricultura. Producir cada kilo de carne de res requiere 100 mil litros de agua.
-300 millones de hectáreas de tierras de cultivo están dedicadas a la producción de granos y forraje para el ganado en EU.
-37% de todas las emisiones de metano es resultado de la cría de animales rumiantes.
-20 por ciento de toda la biomasa animal terrestre es dedicada a la producción de carne y leche

Selector de Vanguardia

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter Vanguardia

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Artículos destacados