Archivo
El apoderado legal del nosocomio les informó que su adeudo era de 14 mil 500 pesos, pero al día siguiente la cifra era de 48 mil

Usuaria del Hospital Universitario denuncia que tras el fallecimiento de su madre duplicaron su adeudo.

Indica que horas antes del deceso le habían llevado la cuenta y era mucho menor. Además denuncia que durante el fin de semana la institución no contó con servicio de agua y lo relaciona con el deceso de otros 5 pacientes del mismo piso.

Susana Pérez Vargas comentó a VANGUARDIA que el viernes internaron a su mamá María de la Luz Vargas Pérez, de 74 años, en el Hospital Universitario, para ser atendida de una infección urinaria.

“Sí era grave, cuando llegamos venía consciente, no tenía fiebre, pero para antier ya estaba muy malita, aunque no digo que ellos tengan la culpa”, comentó Pérez Vargas.

El martes por la noche el estado de Vargas Pérez ya era crítico, los médicos querían seguir haciendo estudios, pero los familiares les pidieron que ya la dejaran descansar y que no le realizaran ningún otro procedimiento.

En ese momento el apoderado legal del nosocomio les informó su adeudo al momento, eran 14 mil 500 pesos, menos 8 mil que les habían pedido como depósito, quedaban 6 mil 500 pesos pendientes.

“Esta mañana (ayer), mi mamá murió a las 11:00 horas y (el representante legal) me dice primero que debo 48 mil pesos, y le dije: ‘pero ayer hablamos y te di el depósito y tú no me dijiste nada, me dijiste que estaba debiendo 6 mil 500’ y lo anotó atrás de la nota. Luego me salió conque 28 y ya quedó en 14 mil, pero cómo me van a cobrar más por una noche que por todos los días anteriores”, denunció la hija de la recién fallecida.

Además de esto, la afectada declaró que el fin de semana el hospital no tenía agua y aunque consiguieron para bañar a su mamá, las enfermeras batallaban hasta para lavarse las manos.

“El servicio en sí estuvo fatal, el personal increíble, muy buenos trabajadores, pero ¿cómo no van a tener agua todo el fin de semana?”, cuestionó Susana Pérez.

Aunque no asegura que la falta del líquido vital fuera la causa, la hija de María de la Luz, comentó que otras cinco personas fallecieron en la misma sección donde permanecía su mamá.