Acuden. Ayer por la tarde sus restos fueron velados en su domicilio, ubicado en la colonia Cañadas del Mirador. Juan Francisco Valdés
El menor falleció luego de varios días en el Hospital General; el responsable no se ha hecho cargo de los gastos generados

La familia del joven que falleció luego de ser atropellado y que se manifestó frente al Hospital General de Saltillo, se quedó con una deuda superior a los 50 mil pesos.

Ahora piden ayuda de la ciudadanía y a las autoridades. También exigen justicia para que el responsable del accidente donde falleció el menor en Ramos Arizpe, les cumpla.

Rafaela Vásquez, madre de la víctima, señaló que el féretro donde descansa su hijo lo adquirieron a crédito.

La única ayuda de la autoridad municipal que les otorgó fue un terreno en el panteón San Ignacio.

“Del hospital donde estuvo mi hijo se adeuda 21 mil pesos de medicamentos que solicitaron mis hermanos fueron más de 10 mil pesos y ahora que nos fiaron la caja son cinco mil”, dijo entre tristeza Rafaela.

Rafaela Vásquez, madre de la víctima, señaló que el féretro donde descansa su hijo lo adquirieron a crédito. JUAN FRANCISCO VALDÉS

Al cuestionarle qué tipo de acercamiento sostuvo la empresa de auto transporte de personal Tucsa, para llegar a un acuerdo respondió que “con nada y siento que la Fiscalía los protege”.

“Solo nos dieron una tarjeta de presentación para lo que se ofreciera les llamamos y no nos responden, ni tampoco se presentaron al hospital”.

También se les preguntó si en la agencia del ministerio público de Ramos Arizpe, se les ha solicitado o requerido aseguran que no les dan información alguna.

“Nos tienen en el olvido, yo no exijo dinero solo quieren que se presente a declarar el chofer para que en verdad pague lo que hizo”, dijo la ama de casa.

José Manuel era el segundo de sus cuatro hijos y se ganaba la vida recolectando artículos reciclables y vendiéndolas en las recicladoras.

Ayer por la tarde sus restos fueron velados en su domicilio, ubicado en la colonia Cañadas del Mirador.

Durante las próximas horas será llevado a la iglesia de San Nicolás de Tolentino, donde solo se le realizará un breve rezo y posteriormente se le trasladará al camposanto.

El accidente se registró la noche del lunes 22 de febrero, en las calles Chalco entre Cholula y Tula en la colonia Santa Luz de Analco en Ramos Arizpe, Coahuila.

El presunto responsable y conductor de un camión de la línea Tucsa, (Transporte Unido de Calidad), Martín, no celebró acuerdo reparatorio.

Se le trasladó ante una juez que le otorgó la libertad, donde la compañía tendrá que sostener un acercamiento con la familia de la víctima.