DIF Torreón | Foto: Sandra Gómez
Sin embargo, hay preocupación entre ellos, porque algunas veces los clientes se molestan porque no les dan bolsas y no les dan nada a los “paqueteritos”

Torreón, Coahuila. – La prohibición del uso y distribución de bolsas de plástico en los centros comerciales y farmacias de la localidad, no ha impedido que los adultos mayores y menores empacadores dejen de recibir propina.

La Jefa del Programa de Adultos Mayores y Menores Empacadores del DIF Torreón, Claudia Martínez, comenta que las personas que ofrecen este servicio en las tiendas, hasta el momento no han sufrido una baja en sus ingresos.

Son los empacadores los que preguntan a la gente si quiere comprar una bolsa biodegradable, si la respuesta es negativa, colocan la mercancía en el carrito de compra y los suben al automóvil y es ahí donde reciben su gratificación.

Sin embargo, hay preocupación entre ellos, porque algunas veces los clientes se molestan porque no les dan bolsas y no les dan nada a los “paqueteritos”.

La funcionaria hizo un llamado a los ciudadanos para que les den su propina, dado que los adultos mayores que ahí trabajan, de eso viven, además de que se sienten útiles.

En la institución dijo se han recibido a personas derrotadas, sucias y al momento en que entran al programa son otros completamente “es vida para ellos, comienzan a tener amores, se van a comer juntos o tener sus reuniones y el DIF se preocupa mucho por ellos.

Se les imparten pláticas de autoestima, de cómo deben de alimentarse, los invitan a participar en concursos, los llevan a museos y centros culturales.

A los menores, la propina que se les otorga, es para la escuela, lo único que les da la empresa es que le hacen su fiesta como en navidad.

En 57 centros comerciales y más de 40 farmacias, se encuentran laborando adultos mayores y niños respaldados por el DIF