AP
La brasileña le hizo recordar cada golpe que le dio Holm en el pasado y al parecer sería todo en su carrera dentro de las MMA

Bastaron 48 segundos para que Ronda Rousey volviera a salir humillada del octágono, ahora a manos de Amanda Nunes. 

Rousey no duró ni un minuto y cayó derrotada por TKO en el evento estelar del UFC 207. 

Ronda regresaba al octágono luego de 13 meses de ausencia pero Amanda Nunes le puso un alto a base de golpes al rostro que le dejó claro que ella es el presente en las MMA.

AP

Al inicio del combate, Amanda Nunes se fue con todo a la cara de Ronda que trató de entrar en ritmo pero los poderosos jabs de la campeona de los pesos gallo eran contundentes.

Rousey mostró poca defensiva mientras se tambaleaba y retrocedía protegiéndose y por unos momentos nos recordó su última pelea ante Holy Holm

El árbitro Herb Dean paró el combate cuando no vio una respuesta de Rousey a los golpes de Nunes, que se llevó su mano a la boca y silenciaba a los aficionados que pensaban que Ronda regresaría invencible. 

"Sabía que iba a ganarle (a Rousey)", declaró Nunes. "Soy la mejor del planeta".

Ronda abandonó el octágono sin hablar, sin despedirse, puede ser el final de una bonita relación entre ella y la UFC.