Víctimas. En el 2012, la pareja compró a la lideresa cuatro pequeños lotes por 40 mil pesos c/u, pero les quitó los comprobantes con engaños. JESUS PEÑA
María Basilia señaló que en reiteradas ocasiones la presidenta de la colonia ha recurrido a los golpes y a dañar su propiedad

Por enési­ma vez una fa­mi­lia de la co­lo­nia In­de­pen­den­cia, acu­só a la li­de­re­sa de es­te sec­tor, de nom­bre Pru­den­cia San­ta­na Al­man­za, de rea­li­zar do­bles y has­ta tri­ples ven­tas de te­rre­nos.

Ma­ría Ba­si­lia Oli­vo Mo­ra­les, mu­jer de la ter­ce­ra edad, de­cla­ró que en 2012 com­pró a San­ta­na Al­man­za, quien se os­ten­ta co­mo due­ña de la co­lo­nia In­de­pen­den­cia, 4 lo­tes de te­rreno por un mon­to de 40 mil pe­sos ca­da uno.

Sin em­bar­go, la ges­to­ra re­ven­dió a otra per­so­na de nom­bre San­dra Her­nán­dez uno de los pre­dios que le ha­bía ven­di­do a Ba­si­lia con an­te­rio­ri­dad, si­tua­ción que ha de­ri­va­do ya en un con­flic­to en­tre ve­ci­nos.

Ma­ría Ba­si­lia de­ta­lló que ha­ce al­gu­nos me­ses Pru­den­cia San­ta­na, a quien los co­lo­nos co­no­cen co­mo do­ña Ni­na, acu­dió a su do­mi­ci­lio pa­ra so­li­ci­tar­le que le pres­ta­ra los re­ci­bos que ava­lan la com­pra-ven­ta de sus pre­dios con el ar­gu­men­to de que ini­cia­ría el trá­mi­te de es­cri­tu­ra­ción an­te la CERTTURC, pe­ro es fe­cha que no le ha de­vuel­to esos do­cu­men­tos.

“A mu­cha gen­te le qui­tó los re­ci­bos y has­ta el con­tra­to de com­pra–ven­ta, le qui­tó”.

La que­jo­sa de­ta­lló que des­de en­ton­ces ha su­fri­do ame­na­zas y da­ños en su pro­pie­dad por par­te de San­dra Her­nán­dez, la ve­ci­na a quien Pru­den­cia, la ges­to­ra so­cial de la co­lo­nia, le ven­dió el pre­dio que es de Ba­si­lia y su fa­mi­lia.

“San­dra nos tum­bó la cer­ca ya te­nien­do cer­ca­do, no res­pe­ta, cree que ella se la pue­de de to­do a to­do, de­cía: ‘no, no, no, aquí es mi te­rreno’

“Quie­re, a co­mo dé lu­gar, qui­tar­nos nues­tro te­rreno, y ya has­ta an­da que­rien­do man­dar gen­te a que le ha­gan tra­ba­jo de al­ba­ñi­le­ría y di­ce ‘no­so­tros com­pra­mos con mu­cho es­fuer­zo’, us­té cree, mi es­po­so fal­to de la vis­ta, con qué es­fuer­zo no lo ha­ría­mos”.

A de­cir de Ba­si­lia, Pru­den­cia San­ta­na Al­man­za, quien es se­ña­la­da por ven­der y re­ven­der te­rre­nos tan­to en la co­lo­nia In­de­pen­den­cia co­mo en las Mar­ga­ri­tas Po­pu­lar, es te­mi­da por los ve­ci­nos, ya que acos­tum­bra ame­dren­tar­los pre­su­mien­do ser la due­ña de los pre­dios.

Ba­si­lia co­men­tó que es­ta si­tua­ción ya es in­sos­te­ni­ble y pi­dió la in­ter­ven­ción de las au­to­ri­da­des com­pe­ten­tes pa­ra que pon­gan un al­to a los abu­sos de es­ta ges­to­ra so­cial.

“Uno no se pue­de en­fren­tar a na­die por­que lo de uno no es an­dar pe­lean­do a gol­pes, creo yo que la au­to­ri­dad pa­ra eso es­tá: pa­ra ayu­dar, pa­ra im­par­tir jus­ti­cia.

“Es­ta­mos es­pe­ran­do que la au­to­ri­dad o al­guien nos echen la mano, al fin que la que nos ven­dió ni due­ña es, no es due­ña, no­más es­tá ven­dien­do a dies­tra y si­nies­tra te­rre­nos por don­de quie­ra”, fi­na­li­zó.

El 25 de oc­tu­bre, VAN­GUAR­DIA dio a co­no­cer que gen­te al man­do de la li­de­re­sa Pru­den­cia San­ta­na dio una se­ve­ra gol­pi­za a don Ju­lián Ba­rrien­tos Bo­te­llo, in­vi­den­te, co­mo con­se­cuen­cia por ne­gar­se a “pres­tar” los do­cu­men­tos que ava­lan la pro­pie­dad de cua­tro te­rre­nos.

Días an­tes Ni­na Pru­den­cia San­ta­na, la li­de­re­sa del ba­rrio, en com­pa­ñía de otra mu­jer lla­ma­da Ai­dé, ha­bía ame­na­za­do a Ma­ría y a su fa­mi­lia con que les que­ma­ría el te­ja­bán y les qui­ta­ría el te­rreno, que ella mis­ma les ha­bía ven­di­do ha­ce 18 años, si no le en­tre­ga­ban los re­ci­bos de com­pra-ven­ta.