Foto/Internet
Los inmuebles, con valor de 680 millones de pesos, fueron incautados por haber sido adquiridos presuntamente con dinero del erario

Propiedades con un valor aproximado de 680 millones de pesos, que fueron embargadas al extesorero de Coahuila, Javier Villarreal Hernández, serán subastadas a partir del jueves 25 de agosto por autoridades de San Antonio, Texas.

Los terrenos a remate fueron adquiridos por el exfuncionario presuntamente con recursos públicos robados al Gobierno de Coahuila durante la gestión del exgobernador Humberto Moreira Valdés, publicó este lunes el diario San Antonio Express News.

“La primera de 10 piezas de bienes raíces del sur de Texas, que los fiscales federales de San Antonio dicen que fueron comprados con fondos robados de los contribuyentes en un estado fronterizo mexicano, se venderán el jueves”, precisa la nota firmada por los reporteros Jason Buch y Guillermo Contreras.

“La primera propiedad que sale a la venta el jueves -el Centro de Retail North Point 281 y Redland Drive- está valorada en 8.6 millones de dólares”, señaló el diario texano citado por el sitio web de la revista Proceso.

El total de propiedades que se pondrán a la venta suman 37 millones de dólares, alrededor de 680 millones de pesos al tipo de cambio actual.

Las autoridades texanas le dejarán a Villarreal Hernández, quien espera sentencia por el delito de lavado de dinero el próximo mes de octubre, una casa y una gasolinera con locales comerciales.

 “El caso contra el Villarreal es parte de una investigación más amplia por las autoridades estadounidenses, con denuncias de que altos funcionarios de Coahuila robaron cientos de millones de dólares del erario público, durante el mandato del exgobernador Humberto Moreira, además usaron crédito del Estado para obtener préstamos ilegales. También se adjudicaron contratos públicos a cambio de sobornos y lavaron decenas de millones en San Antonio y el sur de Texas”, concluye el San Antonio Express News, citado en la nota de Proceso. 

 

Humberto Moreira Valdés gobernó Coahuila de diciembre de 2005 a enero de 2011. Durante su sexenio, la deuda del estado pasó de 323 millones de pesos a 36 mil 509 millones de pesos, lo que representa un aumento de 11 mil 203 por ciento, de acuerdo con los indicadores de obligaciones de la SHCP.

Según el portal noticioso SinEmbargo.mx, el periódico  San Antonio Express menciona que el Gobierno de México no ha presentado ninguna solicitud a los Estados Unidos para que le regresen el dinero.

En su lugar, dice el medio, el producto de las ventas de bienes raíces irán a en un fondo de confiscación mantenida por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

"El dinero puede ser usado para el pago de los costes para las convulsiones, los honorarios para las subastas de las propiedades y la formación, y puede ser compartida con otras agencias de investigación, directrices del Estado Federal. El Gobierno mexicano aún puede solicitar la devolución del dinero", explica el diarrio.