Foto: Especial
La cantante estadounidense declaró en su demanda que la empresa tomó sin su permiso audio y letras de su último sencillo '7 Rings'

Ariana Grande, la cantante pop estadounidense, demandó a la cadena de tiendas de ropa juvenir Forever 21 y a la firma de belleza Riley Rose, por 10 millones de dólares por apropiarse indebidamente de su nombre, imagen y música, incluso mediante el empleo de una modelo "sorprendentemente similar" en un sitio web y en una campaña en redes sociales a principios de este año.

Ariana dijo que esto sucedió luego de que no llegaran a un acuerdo ella y Forever 21 pues no le pagaría lo suficiente.

La estrella tiene más de 65 millones de seguidores en Twitter y 163 millones en Instagram. Una parte central de la base de seguidores de la cantante de 26 años coincide con los clientes potenciales de la marca.

La demanda,  por infringir derechos de autor y marca registrada, falso respaldo y por violar su derecho a la publicidad, dice que Grande, Forever 21 y Riley Rose se apropiaron indebidamente de al menos 30 imágenes y videos, incluso utilizando el audio y las letras de su reciente sencillo "7 Rings" y presentando a una modelo muy parecida a ella.