Tiempos de sosiego y de guardar, la semana mayor 2018 se convirtió en algarabía y esa monserga en la pléyade de spots que anuncian al mejor candidato en cada uno de los nominados. Tiempo también de sorpresas para los independientes que no pasaron la prueba al momento de verificar las firmas de apoyo, en un ejercicio quisquilloso y chapucero.
 
En fin, los que aparecerán en la boleta del 1 de julio serán: Meade, Anaya, AMLO y Margarita Zavala, esta última sin partido aparente.
 
En el escenario de una complicada legislación electoral basada en el principio de Truman, en el sentido de que: “si no puedes convencerlos, confúndelos”, la entrega de las elecciones a los ciudadanos –en su organización– sonó bofa y hoy día son los partidos políticos quienes manejan al consabido instituto ya que partiendo del principio de elección de consejeros, estos pasan por el Congreso donde sólo existen diputados de partidos.(¿Me explico o se lo doy a los perros?).
A Issa con amor en su cumpleaños"

El Instituto de Mercadotecnia y Opinión (IMO), parte de la red mundial de encuestadores de opinión en diversos temas, publicó la semana pasada un informe sobre las preferencias políticas en esta elección, con datos por demás interesantes. 

Según el IMO los electores tienen las siguientes tendencias generales y votarían por Anaya el 21.5 por ciento de los entrevistados, Meade 17 por ciento, López 34 y por Margarita 9.9, pero hay sorpresas, ya que aparte de los indecisos que resultarían en el 8.8 por ciento, se incluyen los que no votarían por ninguna opción que son el 9.3 por ciento. El estudio también incluye datos por circunscripción: en la primera se incluyen a los estados de Baja California, Sonora, Durango y Jalisco, la tendencia es: Anaya 24 por ciento, Meade 11, López 37 y Margarita 6; en la segunda están Coahuila, Tamaulipas, Zacatecas y Queretaro: Anaya 28 por ciento, Meade 13, López 28 y Margarita 9; el tercero con Chiapas, Tabasco y Veracruz: Anaya 27, Meade 6, López 51 y Margarita 4 por ciento; el cuarto incluye a la Ciudad de México, Puebla, Morelos y Guerrero: Anaya 16, Meade 13, AMLO 36 y Margarita 7.4 por ciento, y el quinto que implica al Edomex, Hidalgo y Michoacán los resultados son: Anaya 14, Meade 18, López 38 y Margarita 7 por ciento. En esta región los indecisos son el 5 por ciento, pero los que no votarían por ninguno suman 16 por ciento.

El IMO también muestra datos por edades. La población de 18 a 24 años votarían el 24 por ciento por Anaya, el 11 por Meade y el 35 por López; los de 25 a 34 años, el 20 por ciento por Anaya, el 15 por Meade y el 32 por López, y el grupo de 35 a 44 años: el 21 por ciento por Anaya, el 13 por Meade y el 37 por López.

Los candidatos y su plataforma saben que en este universo estriban las posibilidades del triunfo o la derrota, sin embargo otro índice que ninguna encuesta ha reflejado es el del hartazgo, que podría llevar al electorado a anular su voto.

Suposiciones refieren que la preferencia de los ciudadanos depende del grado de educación. Los electores sin estudios apoyarían un 24 por ciento a Anaya, un 17 a Meade y 25 a AMLO. Los de primaria terminada un 25 por ciento a Anaya, un 12 por Meade y 32 por López; con preparatoria 21 por ciento por Anaya, 12 por Meade y 35 por López; y los profesionistas un 22 por ciento a Anaya, 13 por Meade y 34 por López.

Otro elemento importante es el grado de ocupación en un país de millones de personas en el subempleo y economía informal. En ese rubro los resultados indican que quienes tienen empleo votarían el 23 por ciento por Anaya, un 13 por Meade y 33 por López; los jubilados 16 por ciento por Anaya, un 19 por Meade y el 37 por ciento por López, y las amas de casa se definen 19 por ciento por Anaya, 13 por Meade y 31 por López.

Según el IMO entre los católicos las preferencias son: 21 por ciento por Anaya, 13 por Meade y 33 por López; los cristianos: 22 por ciento por Anaya, 13 por Meade y 38 por López.