El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, durante la ceremonia por las víctimas del desastre de Chernóbil. Foto AP
La Comisión Europea dijo en un comunicado que la comunidad internacional contribuyó con 2,000 millones de euros en la descontaminación y prevención relacionada a Chernobyl.

La Unión Europea (UE) comprometió 20 millones de euros (22,5 millones de dólares) en fondos adicionales para contener los efectos de la catástrofe nuclear de Chernobyl en vísperas del 30 aniversario de la catástrofe este martes.

"La Unión Europea ha estado al frente de los esfuerzos internacionales para lidiar con las consecuencias del desastre nuclear de Chernobyl", dijo el comisario de la UE para Cooperación Internacional y Deesarrollo, Neven Mimica, en una declaración.

Los medioambientalistas, sin embargo, afirman que las tareas de descontaminación y contención actuales son reducidas en comparación con lo que realmente debe ser hecho.

Representantes del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo y de 28 países que contribuyeron con fondos para la descontaminación asistirán a la ceremonia, de acuerdo con la web de la Zona de Exclusión de Chernobyl.

La Comisión Europea dijo en un comunicado que la comunidad internacional contribuyó con 2,000 millones de euros en la descontaminación y prevención relacionada a Chernobyl. La suma incluye 730 millones de euros aportados por la Comisión Europea.

El 26 de abril de 1986, un desperfecto durante un testeo del sistema del reactor 4 de la planta desató una serie de explosiones que enviaron miles de toneladas de material radiactivo a la atmósfera. Unos 100,000 residentes fueron evacuados de los alrededores en lo que en ese entonces eran las repúblicas soviéticas de Ucrania y Bielorrusia.

Por su parte, la organización de defensa del medioambiente Greenpeace proyectó hoy alrededor de 40 fotos de víctimas sobre la pared exterior del revestimiento de concreto conocido como "sarcófago" de la planta, que tiene como fin que sigan saliendo radiación.

"Chernobyl es y será la mayor catástrofe producida desde que hay energía atómica", dijo Tobias Münchmeyer, portavoz político de Greenpeace Alemania. "Nadie sabe qué hacer con los desechos altamente radiactivos que hay debajo del sarcófago".

Por otra parte, el Gobierno ucraniano informó hoy que aumentó las jubilaciones de los socorristas que actuaron en ese entonces, la mayoría de ellos con graves problemas de salud.

La medida tiene un efecto retroactivo al 1 de enero de 2016. De acuerdo con los medios, aún viven en la ex república soviética alrededor de 10,000 personas que actuaron en la zona tras la explosión en la central nuclear. En su discurso mañana martes, el presidente Petro Poroshenko los recordará en su discurso.

La Iglesia ortodoxa rusa instaló un templo en Belgorod en recuerdo de los socorristas. El edificio en la zona afectada en ese entonces por la radiación radiactiva es la primera iglesia dedicada a los ayudantes en el país, dijo la portavoz del Gobierno, Irina Sorokina. Decenas de miles de socorristas de Chernobyl llegaron en ese momento a la zona desde Rusia. Muchos trabajaron sin protección y murieron al poco tiempo.

Bielorrusia, que por entonces también resultó afectada, recordará asimismo a las víctimas de las radiaciones. "La lucha contra las graves consecuencias de Chernobyl sigue siendo una tarea importante del Estado incluso 30 años después", dijo el presidente Alexander Lukashenko en Minsk.