Archivo
Diez síntomas de la enfermedad que suelen pasar inadvertidos, y cuatro signos de cáncer de mama que nunca había escuchado

La mayoría de las personas cuando escuchan la palabra cáncer la asocian con un desenlace fatal, pero en el mundo de hoy las probabilidades de superar el cáncer son muy altas si el mal se diagnostica a tiempo.

De hecho, desde los años 70s, el porcentaje de supervivencia de los pacientes de cáncer se ha multiplicado por tres, gracias a un diagnóstico precoz.

Y es que la mayoría de los cánceres evolucionan con un resultado favorable para el paciente cuando se diagnostican antes de que se hayan desarrollado demasiado. Además, un diagnóstico precoz puede evitar que el cáncer se extienda por el resto del cuerpo (metástasis).

El problema es que muchas veces, ya sea por decidia o no darle suficiente importancia a la salud, ignoramos algunos síntomas que pueden ser cruciales para un diagnóstico temprano.

Según un estudio realizado por la organización Cancer Research, del Reino Unido, más de la mitad de los británicos han tenido alguna vez uno de los síntomas que suelen asociarse con el cáncer, pero sólo dos de cada cien pensaron que podía tratarse de esa enfermedad y más de un tercio ignoró por completo los síntomas y no acudieron al médico.

Te puede interesar

Katrina Whitaker, investigadora del University College de Londres y autora principal de esa investigación dijo al respecto: “La gente cree que pedirle a las personas  que vayan al médico con más frecuencia, es como animarlas a que se vuelvan hipocondriacas, pero la verdad es que el verdadero problema deriva de los individuos a los que les da flojera ir al médico .

“Pero tenemos que lanzar el mensaje de que si tienes síntomas que no desaparecen, particularmente aquellos que se consideran señales de alarma, no debes ignorarlos, debes ir al médico y buscar ayuda”, señala la doctora Whitaker

En fin, como resultado de sus observaciones, los oncólogos de  la Sociedad Americana del Cáncer, mencionan 10 síntomas que no deberíamos ignorar, los cuales se describen en este artículo. 

1. Pérdida de peso
La mayoría de las personas con cáncer, experimentan pérdida de peso en algún momento de la enfermedad. De hecho, una pérdida de peso sin razón aparente debería ser motivo de preocupación. Los oncólogos dicen que una pérdida de peso inexplicable de más de 5 kilogramos, podría ser el primer síntoma de cáncer. Y esto ocurre con más frecuencia en el caso de los cánceres de páncreas, estómago, esófago y pulmón.

2. Fiebre inexplicable
Casi todas las personas con cáncer experimentarán fiebre en algún momento, especialmente si el cáncer o sus tratamientos afectan al sistema inmunológico o si el cáncer se ha propagado desde el lugar donde se originó.

Archivo

3. Cansancio
El cansancio es un agotamiento extremo que no mejora con el descanso.

Suele ser un síntoma recurrente a medida que el cáncer progresa.

No obstante, en algunos cánceres, como la leucemia, el cansancio puede presentarse desde el principio de la enfermedad.

Por lo tanto, si usted sufre de cansancio constante debería consultar al médico.
 
4. Cambios en la piel
Algunos cánceres pueden causar cambios que se reflejan en la piel y que se pueden observar a simple vista. Estos signos y síntomas incluyen:

Oscurecimiento de la piel (hiperpigmentación)

Coloración amarillenta de la piel y de los ojos (ictericia)

Enrojecimiento de la piel (eritema). Picazón (prurito)

Crecimiento excesivo de vello.

5. Cambios en los hábitos de micción y evacuación
El estreñimiento, la diarrea o un cambio en el tamaño y la forma de las heces fecales puede que sea un signo de cáncer de colon. Sobre todo si los síntomas son persistentes.

Por otro lado, el dolor al orinar, la presencia de sangre en la orina o cambios en la función de la vejiga (tales como orinar con mayor o menor frecuencia) podrían estar relacionados con cánceres de la vejiga o de la próstata.

6. Heridas que no cicatrizan
Mucha gente sabe que los lunares que crecen, duelen o sangran, pueden ser síntomas de cáncer de la piel, pero también debemos estar atentos a las pequeñas heridas que no cicatrizan en más de cuatro semanas.

Una llaga en la boca que no se cura puede obedecer a un cáncer oral.

Cualquier cambio en la boca que dure mucho tiempo debe examinada por el médico.

Las llagas en el pene o la vagina podrían ser signos ya sea de una infección o de un cáncer en etapa inicial, y deben ser examinadas por un profesional de la salud.

Archivo

7. Sangrado
Toser sangre podría ser un signo de cáncer de pulmón.

Y si el sangrado aparece en el excremento (lo que puede hacer que las heces tengan un color muy oscuro) podría ser un signo de cáncer de colon o del recto.

El cáncer de cuello uterino del endometrio (revestimiento del útero) puede causar sangrado vaginal anormal.

Y  sangre en la orina puede que sea un signo de cáncer de vejiga o del riñón.

8. Masa endurecida en cualquier parte del cuerpo
Muchos cánceres se pueden palpar a través de la piel, principalmente en los senos, los testículos, los ganglios linfáticos y en los tejidos blandos del cuerpo.

Cualquier tipo de masa endurecida puede ser un signo temprano o tardío de cáncer.

9. Dificultad para tragar
Si la dificultad para tragar es persistente podría ser señal de un cáncer de esófago, de estómago o de faringe. La indigestión persistente también puede ser síntoma de cáncer en esas áreas

No obstante, como la mayoría de los síntomas presentados en esta lista, a menudo son causados por otras causas distintas al cáncer.

10. Tos persistente o ronquera
Una tos persistente puede que sea un signo de cáncer de pulmón.

Lo aconsejable es visitar al médico si lleva padeciéndola más de tres semanas.

La ronquera puede ser un signo de cáncer de laringe o de la glándula tiroides. 

Sobre el cáncer de mama
Un pequeño bulto en el seno no es la única señal de cáncer de mama. Por eso, si es usted mujer, un poco más de conocimiento sobre otros signos puede serle de mucha utilidad. 

Aquí tiene cuatro síntomas a tomar en cuenta, pero hable con un médico sobre cualquier cosa que usted vea diferente en el aspecto normal de sus senos.

Archivo

Piel escamosa
Un parche de la piel que se siente áspero, escamoso o más grueso que la piel circundante, digamos como cáscara de naranja, puede ser una señal de cáncer de seno.

Cambio en forma y tamaño
A veces un bultito puede estar al acecho bajo la superficie. Incluso si una mujer no puede sentirlo, ese bultito podría cambiar la forma o el tamaño de un pecho, e incluso podría dar lugar a cierto dolor.

Cambios en el pezón
Algunos cánceres de mama causan contracción del pecho, en la cual el pezón se gira hacia adentro debido a una masa que crece dentro del seno.

Secreción inesperada
Otra anomalía en el pezón puede ser una secreción que no es leche materna. Probablemente no sea cáncer, pero es importante consultar a un médico si la descarga sale sin que usted toque o exprima el pezón, especialmente si es sangrienta y sólo afecta a uno de los senos. (Selector)