Fotos: Francisco Rodríguez
José Cruz Hernández Palacios, campesino del ejido San Luis, comentó que en mayo el Simas Torreón rompió una red de drenaje a la entrada del ejido y desvió parte del agua que entraba a las tierras y que eran usadas para cultivar

Un grupo de campesinos del ejido San Luis de Torreón, acudieron a la Comisión Nacional del Agua para pedir su intervención debido a que el municipio no está cumpliendo con un convenio para dotarlos de aguas residuales, lo que perjudica la siembra.

José Cruz Hernández Palacios, ejidatario, comentó que en mayo el Simas Torreón rompió una red de drenaje a la entrada del ejido y desvió parte del agua que entraba a las tierras y que eran usadas para cultivar.

Expuso que un convenio que data de 1991 los ampara, pues éste se firmó como acuerdo para que el ejido prestara 3 mil kilómetros de tierra para que entrara tubería de la red que llega hasta la planta tratadora.

“Había charcas en el aeropuerto, nos dijo el municipio y se hizo un convenio con Conagua para aprovechar el agua mientras tuviéramos las tierras. Ese convenio lo vinieron a romper. Nos quitaron el agua para beneficiar a otra gente, a pequeñas propiedades”, denunció Hernández Palacios.

Mencionó que la obra que realizaron no beneficia a ninguna colonia y solo rompieron el tubo y les dejaron con apenas el 30 por ciento del líquido que recibían.

José Cruz y otro grupo de productores del ejido, mencionaron que los cultivos –sorgo forrajero, maíz y alfalfa- se están echando a perder por la falta de agua.

“Se nos acusa de robo, que sembramos hortalizas, ya fueron a verificar y sembramos maíz, sorgo y alfalfa, 150 hectáreas, estamos regando ahora 30, 40 hectáreas. Reclamamos el agua que está por convenio”, recalcó el campesino.

En total son 45 productores los afectados y pidieron a la Conagua intervenga para que se respete el convenio. “Vemos con tristeza que nos dejan sin agua”, dijo el productor.