Aseveran que están expuestos al virus porque carecen de protección ni plan de manejo de estos casos

El personal médico del Hospital General número 2 de Saltillo están expuestos al contagio por coronavirus porque no tienen insumos de protección, tampoco hay plan de manejo de casos positivos y les han advertido que el 90 por ciento del personal contraería el COVID-19 ante la pandemia que se espera aumente los primeros días de abril; ante esta situación hoy harán plantón urgente para que las autoridades los escuchen.

VANGUARDIA habló, bajo la condición de anonimato, con personal médico del Seguro Social; señalan que están alarmados por la situación, pues existen pocos cuartos de aislamiento y no se tiene una previsión de cómo se manejarán los casos positivos de coronavirus.

Aseguran que no hay el más mínimo material como cubre bocas especiales para la contingencia, guantes, batas, y demás materiales, sin embargo, lo que más preocupa es que en una reunión que sostuvieron con directivos, les dieron a conocer que la posibilidad de que el 90 por ciento del personal se contagie de COVID-19 es alta.

LES AVISAN QUE NO HAY MATERIAL EN CONFERENCIA

“El martes se hizo una conferencia en donde nos explicaron que no hay insumos, que no hay cobre bocas, no hay guantes, no hay caretas, no hay material para tratar la pandemia. No hay un plan de contingencia para cuando lleguen los pacientes. Hasta la fecha no se ha confirmado ninguno en esta clínica”, dijo un integrante del personal de la Hospital General 2.

Actualmente los médicos y enfermeras están recibiendo un cubre bocas sencillo que al estar en contacto con algún paciente con un virus activo, como influenza, tuberculosis y coronavirus, tiene una duración de dos horas, pero quieren que lo utilicen 24 horas.

El cubre bocas N95 recomendado para este tipo de virus se les está indicando que debe durarles siete días cuando en realidad su vida útil es de 24 horas.

El personal está angustiado porque ni siquiera el sindicato quiere intervenir alegando que es una situación de empresa, es decir, del Seguro Social, pero ningún directivo del IMSS ha dado la cara para garantizarles el equipo necesario para enfrentar la pandemia.

Les confirmaron que el 90 por ciento de los integrantes de la plantilla médica se contagiaría cuando empiecen a llegar los pacientes, pero también hay médicos y enfermeras con enfermedades crónico degenerativas, y para ellos está en riesgo la vida.

De acuerdo con las personas consultadas, hay jefes de turno que están comprando material de su bolsillo para repartir entre médicos y enfermeras a fin de garantizar su salud.

En dicho hospital no se ha confirmado ningún caso de coronavirus, pero sí varios con influenza.