El jugador senegalés tuvo que rematar con los testículos en un tiro de esquina para la victoria del Copenhague

La Superliga de Dinamarca fue testigo de un gol tan curioso como doloroso.

El senegalés del FC Copenhague, Dame N'Doye, marcó el segundo tanto del duelo ante el Nordsjaelland de una curiosa manera.

Tomada de Internet

Tras un córner, el africano no supo cómo empujar la pelota y terminó metiendo sus testículos para conseguir ampliar el marcador. Fue un festejo tan efusivo como doloroso.

El juego culminó con una contundente victoria del Copenhague 3-0 sobre el Nordsjaelland pero sin duda el senegalés nunca olvidará la anotación que marcó con las "joyas de la corona".

Tomada de Internet