Magisterio. A través de un video vía Facebook, se denuncia las amenazas de que presuntamente son víctimas los jubilados de la Sección 38 . Foto: Vanguardia/Archivo
Sentenciaron a los maestros que el servicio les será suspendido si se amparan contra la reforma a la Ley de Servicio Médico

Pese a que existe un video circulando a través de redes sociales, donde aparece una trabajadora de la Casa Club del Jubilado en Torreón advirtiendo a los maestros que el servicio les será suspendido si se amparan contra la reforma a la Ley de Servicio Médico, Dora Alicia Maldonado Leza aseguró que es completamente falso.

“Eso obviamente es un video tendencioso, la única persona que puede dar esas declaraciones es el profesor Rubén Delgadillo Ramos. Esto es una mentira, no sé quién haya sido la compañera (...) eso no es posible, la Ley de Pensiones en ningún momento le retira el servicio a los jubilados”, comentó la directora del Servicio Médico.

Aseguró que el Servicio Médico en Saltillo no dio ninguna orden de comentarles a los trabajadores que el servicio les sería suspendido, pues cuando se trata de una orden, todo se envía a través de un escrito.

El pasado viernes se difundió un video a través de Facebook, en el que se aprecia al profesor jubilado del municipio de Torreón, Joel Rodríguez solicitando una constancia del servicio médico, misma que utilizaría para integrar la papelería y solicitar el amparo.

“De esta manera la dirigencia de la Sección 38 está amedrentando a maestros que quieren ampararse en contra de la reformas de ley de las instituciones de seguridad social del estado”, expresó Rodríguez.

En el video que publicó se observa que en un principio, la empleada que lo atendió le preguntó al profesor si requería la constancia para el amparo, a lo que él contestó que sí.

Sin embargo, la mujer le advirtió: “¿Sí le dijeron que mientras está el proceso van a estar dados de baja?”, para luego afirmar que esa información es la que Raúl Reyes, administrador de la Casa Club del Jubilado en Torreón está pidiendo que informe a quienes soliciten la constancia. Aseguró que es orden que va directamente desde Servicio Médico de Saltillo.

Aunque Joel Rodríguez le solicitó que le diera esa información por escrito, la trabajadora expresó que a ella nadie se la pasó por escrito, entonces ella tampoco puede otorgarla así.

En comentarios de la misma publicación, Rodríguez escribe: “Primero, no nos pueden suspender el servicio porque es mi derecho como trabajador, lo que pasa que están viendo que somos muchos los que nos ampararemos y ese es su miedo”.

Por su parte, Gustavo García comentó que “No hay que hacer caso de esas amenazas. El derecho a la salud no puede violentarse por ningún motivo y quien lo haga incurre en un delito. Yo tengo demandado a Servicio Médico desde hace más de seis meses y no me han suspendido”.

Por su parte, la Coalición de Trabajadores de la Educación a través de un boletín afirma que las amenazas se realizan por instrucciones de Dolores Alicia Maldonado, directora del Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación.