Señalan. Hoy desalojaron a los maestros que se habían quedado de guardia. / Víctor García
Luego de que se quedaran de guardia en el órgano legislativo, fueron desalojados por autoridades ‘no identificadas’

Con información de Armando Ríos / Alejandro Montenegro

En los primeros minutos de hoy, elementos que, según los maestros, no portaban uniforme de alguna corporación policiaca, encabezaron el desalojo de 15 profesores jubilados y pensionados de la Coalición de Trabajadores de la Educación del Estado del Congreso local.

Gustavo García, uno de los integrantes de la coalición que mantenía tomado el congreso, narró que dichos elementos, que portaban pantalón de mezclilla y camisa casual, que presuntamente formaban parte de la Fiscalía General del Estado, los tomaron por la fuerza y los obligaron a retirarse del recinto legislativo de Coahuila.

Durante esta madrugada, el Gobierno del Estado difundió un comunicado en donde señala que el operativo fue realizado por la Fiscalía General de Estado y la Secretaría de Seguridad Pública.

En el boletín se mencionó que la acción fue realizada por solicitud de Jaime Bueno, presidente de la Junta de Gobierno del Congreso, y Juan Antonio García, presidente de la Mesa Directiva del Legislativo. 

El reporte oficial fue que se llevó a cabo de manera pacífica y sin ningún incidente.

Archivo
No queremos sacar algo al vapor, que nos pueda generar un problema a futuro. Tenemos hasta el 10 de octubre, de acuerdo con la Ley”
Jaime Bueno, presidente de la Junta de Gobierno del Congreso

LO TOMARON SIN RESPETAR EL PLAZO
Debido a que el Congreso no contempló en la sesión de ayer la reforma a la Ley del Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación, y aunque tienen hasta el 10 de octubre para abordar el tema, los maestros habían tomado las instalaciones del órgano legislativo, para luego organizar un plantón con guardias de cuatro horas para permanecer ahí hasta que resolviera su solicitud, en una acción sin precedente.

Fueron cientos de integrantes de la Coalición de Trabajadores de la Educación de Coahuila los que interrumpieron la sesión que se celebraba ayer cuando se dieron cuenta que la reforma no estaba incluida en el orden del día. Los maestros habían tomado la Sala de Sesiones, por lo que el presidente de la Mesa Directiva, Juan Antonio García Villa, determinó suspender la sesión indefinidamente.

El reclamo de los maestros se agudizó gracias a que es la segunda ocasión que los diputados locales incumplen con un acuerdo de palabra de dictaminar la reforma a la Ley del Servicio Médico en determinada fecha. Con consignas y pancartas, exigieron a los legisladores que cumplan con su palabra.

Sin embargo Jaime Bueno, presidente de la Junta de Gobierno, señaló que tienen hasta el 10 de octubre para revisar el tema.