Boris Johnson: “Creo que un referéndum en el contexto actual es irresponsable”. EFE
Johnson reconoció que ha “escuchado con atención” los resultados en Escocia, pero agregó que, en su opinión, el SNP se ha apartado de la idea de un nuevo referéndum

LONDRES, GBR.- El primer ministro británico, Boris Johnson, cerró ayer la puerta a cualquier posibilidad de celebrar un nuevo referéndum de independencia en Escocia, incluso aunque el Partido Nacional Escocés (SNP) obtenga la mayoría absoluta en el Parlamento regional.

“Creo que un referéndum en el contexto actual es irresponsable y temerario”, dijo el primer ministro en una entrevista con el diario “The Telegraph”, al ser preguntado sobre si nunca aceptaría una nueva consulta después de la celebrada en 2014, en la que los escoceses votaron por seguir en el Reino Unido.

El SNP de la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, mantiene el liderazgo en el recuento de las elecciones al Parlamento de Edimburgo (regional) celebradas el jueves, al obtener hasta ahora 39 de los 48 escaños escrutados.

Johnson reconoció que ha “escuchado con atención” los resultados en Escocia, pero agregó que, en su opinión, el SNP se ha apartado de la idea de un nuevo referéndum. “No creo que esto sea el momento en absoluto para tener más disputas constitucionales, es, para hablar de despedazar nuestro país, cuando lo que quiere la gente es reconstruir juntos”, dijo al “Telegraph”.

Pese a las palabras del jefe del Gobierno británico, el “número dos” del SNP, John Swinney, dijo hoy a la cadena BBC que todo indica que su formación será la principal en Holyrood (sede del Legislativo regional) y que se deberán respetar sus decisiones. “Johnson no es el señor feudal de Escocia”, dijo.