La caída de 7.8% de la economía mexicana se presentaría en caso de que se reactivara la actividad a mediados o finales de mayo. Archivo
Elías Micha, director de TallentiaMX y la Concamin, afirman que en abril se perderán hasta 600 mil empleos

CDMX.- La pérdida de empleos formales por los efectos de la pandemia será peor que la crisis del 2009, coincidieron analistas, cámaras empresariales y grupos financieros; tan sólo para abril se prevé que se pierdan 600 mil plazas laborales, casi el doble de los generados durante todo 2019.

Grupo Financiero Banorte ajustó su pronóstico de caída de la economía mexicana en 7.8%, donde la tasa de desempleo llegaría a 7.2%, superando el punto más álgido en la crisis de 2008 y 2009, con un menor crecimiento en los salarios así como una caída en las remesas provenientes de Estados Unidos de 20%, ante el desplome de su mercado laboral.

Según el análisis económico de Banorte, la caída de 7.8% de la economía mexicana se presentaría en caso de que se reactivara la actividad a mediados o finales de mayo.

La firma financiera dijo que es importante que existan apoyos del gobierno, ya que estos marcarían la diferencia entre una mayor caída de la economía mexicana y una fuerte pérdida de empleos, ante el impacto a los sectores más vulnerables como las Pymes y microempresas.

“Esto se puede llevar a cabo mediante transferencias directas de dinero, en el caso de las microempresas y las del sector informal, así como condonación de cuotas obrero-patronal del IMSS y la posibilidad de diferimiento de impuestos para las demás. Así, por ejemplo, el pronóstico hacia finales de mayo resultaría en tasas de -7.1% con apoyo significativo, y de -10.7% con un apoyo marginal, con una elevación significativa de la tasa de desempleo”, dice Banorte.

MÁS DE 600 MIL EMPLEOS SE PERDERÁN EN ABRIL

Por otra parte, Elías Micha, director general de TallentiaMX prevé que tomando en cuenta los datos dados a conocer por la Secretaría del Trabajo, la pérdida de empleos formales en abril podría superar las 600 mil plazas, cifra récord para un mes desde que se tiene registro.

“Es un poco difícil estimar, pero estamos en el mero auge de la crisis sanitaria y si tomamos en cuenta que en la primera semana de este mes se perdieron casi 150 mil empleos, entonces el panorama para  todo el mes de abril yo pienso que no van a ser menos de 600 mil empleos perdidos”, proyecto el titular la asociación que impulsa la industria de la subcontratación en México.

Adicional a lo anterior, el directivo destacó que la semana pasada en EU pidieron el seguro de desempleo 5 millones de personas más, eso significa 22 millones de desempleados por la crisis sanitaria y esto es durísimo para México porque es nuestro principal socio comercial, todas nuestras cadenas de proveeduría están anexadas a la economía estadounidense y eso nos hace pensar que el panorama laboral es catastrófico”.

En este contexto, Elías Micha considera que si deben de haber algunas medidas más agresivas por parte del gobierno, de los empresarios, de la ciudadanía para poder contener la pérdida de plazas laborales.

‘Y SE PIERDEN AL DÍA 20 MIL EMPLEOS’

Por las medidas de contingencia, a diario se pierden 20 mil empleos, de los cuales cerca de la mitad son de la industria, estimaron representantes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Lo que significaría que el mes de abril cerrará con 600 mil trabajadores menos en el sector formal, explicó el economista en jefe de la Concamin, José Luis de la Cruz.

Añadió que con esta prohibición a que opere la industria, a menos que sean actividades esenciales, el 70% de la manufactura se mantiene en paro y si estas medidas siguen hasta el 15 de mayo la caída del PIB industrial será de -7.6% en todo 2020, lo que implicará una pérdida de 50 mil millones de pesos.

En videoconferencia, el vicepresidente de la Concamin, Alejandro Malagón dijo que del 13 de marzo a principios de abril la pérdida de empleos fue de 13 mil diarios, pero “la tendencia de hoy son 20 mil empleos diarios los que se están perdiendo” y de ahí la mitad serían de la industria, aproximadamente.

El problema es que no solamente se pierden empleos, las prestaciones, fondos de ahorros, ayuda para el hogar, vivienda, y se pone en riesgo la pensión, por eso es una prioridad blindar el empleo.