Foto: Tomada de Internet
Desde diciembre el sector minero ha sufrido problemas debido a que no se ha vendido carbón para el funcionamiento de la planta carboeléctrica

Piedras Negras, Coah.– Ante la incertidumbre que prevalece en la región carbonífera de Coahuila y el impacto que puede tener en la economía a corto plaza por la falta de carbón, desde el Congreso de Coahuila, el grupo Parlamentario de UDC exhortar al gobierno federal a través de la Secretaria de Energía, Comisión Federal de Electricidad y Comisión Reguladora de Energía, resuelva el proceso de compra de carbón en el Estado.

La legisladora Zulmma Guerrero Cázares, expuso que de acuerdo con el documento Panorama Minero del Estado de Coahuila, en 2016 la entidad fue responsable de aportar casi el cuatro por ciento de la producción minera del País.

El punto de acuerdo respaldado por la Diputación Permanente exhortó a los Diputados Federales y Senadores por Coahuila, llevar el tema hasta la más alta Tribuna para sensibilizar y exigir a las autoridades federales, atender un asunto prioritario social, económico y de competitividad.

La Diputada recordó que desde diciembre el sector minero ha sufrido problemas debido a que no se ha vendido carbón para el funcionamiento de la planta carboeléctrica en Nava Coahuila y la Comisión Federal de Electricidad.

“Ello ha llevado a una crisis económica a productores, trabajadores mineros, transportistas y sus familias. Se estima que existen pérdidas de hasta 30 millones de pesos por semana”, refirió.

Dijo es la necesario que la Promotora para el Desarrollo Minero intervenga en favor de los productores y trabajadores del carbón.

Destacó que UDC respalda al sector minero para seguir haciendo de Coahuila un estado próspero y también ha sido enfático en mejorar las condiciones y derechos de los trabajadores.

Zulma Guerrero, diputada de UDC / Foto: Cortesía

Recientemente el empresario Antonio Flores Guerra, demandó al gobierno federal su intervención al señalar que se pone en riesgo la economía de la región, en la que se generan más de 150 mil empleos directos e indirectos de la actividad extractiva.

Señaló que se requiere que la mitad de los pedidos de carbón por parte de la CFE se hagan a través de la Prodemi, y el otro que sea por adjudicación directa mediante licitación, porque con ello se garantizarían los empleos.

También se reactivaría la economía de todo tipo de negocios que dependen de la derrama que deja la actividad del carbón.