Con fotos del Presidente y Elba Esther Gordillo, diputados del PAN protestaron en la discusión sobre la reforma educativa | Foto: Milenio / Omar Franco
La fracción blanquiazul en San Lázaro acusó que la prisa del gobierno federal es entregar la reforma como regalo del Día del Maestro a la ex lideresa del SNTE

Con enormes fotografías del presidente Andrés Manuel López Obrador y Elba Esther Gordillo en la tribuna de la Cámara de Diputados, la fracción del PAN afirmó que la prisa del gobierno federal es entregar la reforma educativa como regalo del Día del Maestro a la lideresa magisterial.

“Queremos dejar muy claro a la sociedad, a los medios de comunicación, que la única urgencia que hoy tiene el Presidente de la República y Morena por aprobar esta reforma es darle de regalo de 15 de mayo a Elba Esther Gordillo, su reforma educativa”, acusó el legislador panista Felipe Macías.

Flanqueado por los legisladores de su partido, sostuvo que la reforma nada tiene que ver con ayudar a los maestros y los niños: “hoy queda blindada la complicidad y la alianza del Presidente de la República con Elba Esther Gordillo y un grupo de líderes sindicales”.

Afirmó que el proceso legislativo de este miércoles fue atípico, atropellado y con vicios de procedimiento, pues la reforma constitucional apenas se procesó en unas cuantas horas e insistió en su advertencia de que ésta abre la puerta a la compraventa de plazas.

En contraste, pero también con carteles en sus manos, los diputados federales del PRI y de Movimiento Ciudadano respaldaron el dictamen de las comisiones unidas de Educación y de Puntos Constitucionales.

Con alrededor de 40 diputados en tribuna, la mayoría parlamentaria de Morena defendió igualmente la reforma educativa y llamó a aprobarla esta noche en el Palacio de San Lázaro y turnarla de manera inmediata al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.