Foto: El Universal
El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), el primer espacio cultural creado por Francisco Toledo en la ciudad de Oaxaca, cumplió este sábado 32 años desde su creación

Aunque la pandemia por COVID-19 ha pausado sus actividades presenciales, las convocatorias de este instituto, referente a las artes, la literatura y el diálogo, han tenido réplica en el ámbito virtual, con el fin de continuar otorgando conocimiento a quienes se acercan a este recinto.

Tras la muerte del artista y filántropo, Francisco Toledo, el 5 de septiembre de 2019, los espacios a los que dio vida han continuado operando con la visión de compartir y crear el conocimiento, la misma con la que en 1988 impulsó la creación del IAGO.

"Hay que darle continuidad al trabajo que ya se ha hecho, seguirlo alimentando: más libros, más cine, más música… es lo mismo", declaró Francisco Toledo en entrevista con EL UNIVERSAL en 2017, sobre este espacio ubicado frente al Templo de Santo Domingo.

En 2016, harto del "terrorismo fiscal", Toledo decidió donar el IAGO al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), luego de que la administración del entonces gobernador Gabino Cué embargó las cuentas bancarias del instituto para saldar un adeudo de 863 mil 43 pesos. No obstante, el IAGO continuó operando con regularidad.

El IAGO cuenta con el acervo público más extenso relativo al arte contemporáneo, así como una colección bibliográfica sobre enormes estantes de madera referente a algunos temas como: pintura, gráfica, dibujo, arquitectura, escultura, arqueología, diseño, bibliofilia, textiles, cerámica, arte popular, fotografía, cinematografía y literatura.

A la par de su colección de libros bibliografía, el IAGO sigue ofreciendo actividades públicas, gratuitas.

"La respuesta que hemos tenido de los usuarios [en el IAGO] es muy favorable. Creo que estamos captando a nuevos públicos que quizá no han visitado los espacios físicamente, pero ahora ya les surgió el interés de visitarnos cuando volvamos a abrir", comentó el director de este instituto, Hazam Jara, luego de que por la pandemia por COVID-19, los espacios culturales que creó Toledo fueran cerrados.

Aunque se desconoce la fecha en la que la emergencia sanitaria quedará superada, el titular del IAGO indica que el plano digital es una oportunidad para llegar a más personas.

"Las redes sociales y los medios de comunicación digitales se seguirán utilizando como formas de conectarnos con nuestros usuarios, y a la vez poder atender a un público que no tiene la oportunidad de estar presente físicamente en nuestros espacios", resaltó.