Adrián, de 34 años, "el paciente más guerrero de todos", finalmente salió del hospital entre entre aplausos y porras de su familia, amigos y personal de salud. Fotos: IMSS
Tras una ardua batalla, Adrián salió del hospital de zona No. 1 de Saltillo, luego de permanecer intubado y sedado durante dos semanas

Tras permanecer un mes internado por COVID-19, Adrián, de 34 años, "el paciente más guerrero de todos", finalmente salió del hospital entre entre aplausos y porras de su familia, amigos y personal de salud del Hospital General de Zona No. 1 de Saltillo, Coahuila. 

De acuerdo a un comunicado del IMSS, Adrián, quien presentaba insuficiencia renal, desequilibrio electrolítico y sangrado pulmonar, tuvo que ser intubado y sedado durante dos semanas, y debido a su gravedad, el paciente fue atendido con plasma de otro paciente restablecido.

La neumóloga Alejandra Carolina Moncada López, explicó que Adrián, ingresó al hospital el 2 de junio, con sospecha de infección por COVID tras un viaje que realizó al Estado de México, donde vive su familia.

Durante el mes que permaneció hospitalizado presentó insuficiencia renal, desequilibrio electrolítico y sangrado pulmonar importante, complicaciones descritas como muy graves en la literatura médica mundial, refirió.

De igual forma, el médico internista Pablo Alejandro Macías Torres, dijo sentirse orgulloso y privilegiado de haber contribuido en el restablecimiento de la salud de Adrián: "Ha sido nuestro sobreviviente más guerrero. Vimos como la actitud es fundamental. Aplicamos todos los tratamientos existentes, además del plasma de paciente convaleciente, y lo impulsamos con el apoyo de su familia. Creo que lo que funcionó fue la suma de todo".

Se dio a conocer que la madre de Adrián, la señora Andrea,  fue el primer familiar que ingresó al área de confirmados COVID: "Lo hicimos porque estaba realmente muy grave y el pronóstico era sombrío, pero estaba inconsciente y no se dio cuenta de la visita, de ahí que una tarde, para darle ánimos, retiramos la sedación, hicimos una videollamada con su mamá y su hermana y ocurrió el milagro: Adrián lloró; a partir de ahí subieron sus niveles de saturación de oxígeno. Fue una experiencia épica", dijo el médico.

"Primero me dijeron que le habían puesto oxígeno, luego mascarilla y después el respirador. A partir de ahí me lo reportaron muy grave, por lo que pedí a uno de mis hijos que me trajera; su hermana, Aurora, vino conmigo. Lo peor fue cuando me informaron que le estaban sangrando los pulmones", recordó la madre de Adrián.

 "No me va a alcanzar la vida para agradecer a todo el personal, a los doctores, trabajadoras sociales y al Seguro Social, han sido muy amables con nosotros. A todos mil gracias", expuso la mujer,

Poco antes de abordar la ambulancia que lo llevaría a su domicilio en Saltillo, Adrián dijo sentirse excelente, agradeció los cuidados y apoyo por parte del personal del Instituto Mexicano del Seguro Social y pidió a la gente que se cuide.

"Me siento excelente. Mi mensaje para la gente es que se cuide porque la vida cambia de un momento a otro, gracias a los médicos, a las enfermeras y a todo el personal del IMSS. Me atendieron muy bien y con mucha calidad, gracias a todos, a mis compañeros de trabajo que hoy están aquí, y a mi mamá", dijo finalmente Adrián.

Elena Vega C.

Psicóloga por la UAdeC. Lectora y melómana. 15 años de experiencia en medios impresos.
Ha sido correctora y co-editora. Cuenta con diplomados en periodismo por la FNPL y UNAM.
Actualmente
se desempeña como editora web en VanguardiaMx