Aspiración. El originario de Torreón fue vocero del Movimiento #YoSoy132 que surgió durante las elecciones de 2012. Fotos: Alejandro Rodríguez
La elección más importante es la que sigue, y no podemos seguir considerando que la legitimidad que ganamos en el 2018 va a ser eterna, necesitamos renovar esa confianza”, dijo Attolini en entrevista para VANGUARDIA

Para Antonio Attolini la elección más importante para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) es la del 2021, por eso su decisión de lanzarse como candidato a la Secretaría General del partido, y aunque pudo buscar la Presidencia también, no lo hizo porque quiere evitar más divisionismo del que existe.

“La elección más importante es la que sigue, y no podemos seguir considerando que la legitimidad que ganamos en el 2018 va a ser eterna, necesitamos renovar esa confianza”, dijo Attolini en entrevista, tras un acto de campaña en Saltillo.

NO QUIERO ABONAR A LA DIVISIÓN

-¿Por qué lanzarse como candidato a la Secretaría General de Morena, y no a la Presidencia del partido?

-Aunque eran las mismas condiciones en la contienda, lo que quiero hacer es abonar a la construcción y fortalecimiento del partido, y no al desencuentro y a las fricciones entre compañeros.

No hay infiltrados, aquí hay hombres y mujeres libres que quieren dar la batalla a nombre de la justicia y la fraternidad”.
Antonio Attolini, aspirante a la secretaría general de Morena.

La presidencia tiene un encargo de renovarse hace casi dos años. Creo que es momento de que la Presidencia se renueve de acuerdo con un procedimiento reconocido y legítimo, y que diera como resultado un ganador y perdedores.

-¿Abandonas entonces la posibilidad de ser candidato a un puesto de elección popular en el 2021?

-En Morena no podemos tener un cargo directivo y a su vez un cargo de representación popular. Por principio creo que no es compatible. Cuando eres representante popular tienes un encargo, cuando eres directivo del partido tienes otro, no son compatibles en la exigencia, en la responsabilidad, por eso en Morena, cualquier persona que esté en un órgano directivo no puede ser tampoco representante popular.

Estaba completamente consciente. No quiero ser un ‘quítate tú para ponerme yo’ y como dice el Presidente: “quien quiera puestos que se vaya al mercado”. Yo estoy dispuesto a asumir una responsabilidad.

 LA GRILLA ES  ABURRIDÍSIMA

-¿Cómo ves la situación interna de Morena en Coahuila, que hay gente que acepta y otra que no acepta a la dirigencia impuesta desde el Comité Nacional?

-La grilla interna es aburridísima, es un melodrama, es una telenovela que no le importa a nadie, más que a los mismos que hemos estado aquí desde hace mucho tiempo. No sirve seguir alimentando ese discurso. Lo que sirve es que hablemos de las cosas que al pueblo le interesan para que Morena vuelva a ser el partido del pueblo, las causas por las cuales la gente votó por nosotros y que nos comprometimos a defender. La elección más importante es la que sigue, y no podemos seguir considerando que la legitimidad que ganamos en el 2018 va a ser eterna, necesitamos renovar esa confianza y buscar resolverle los problemas a la gente.

-Muchos de los fundadores del Movimiento se sienten dueños del movimiento, esa es una percepción. ¿La compartes?

-Hay algunos que así lo hacen, sin embargo deben saber que aquella persona que se sienta dueño de un movimiento social es lo mismo que aquella persona que le quiera construir puertas al mar, no se puede, por más que quieran nadie es dueño de los sueños, esperanzas y anhelos de un pueblo que vivió los tristes e inmundos días en que los neoliberales abusaban del poder.

-¿Compartes la visión de los errores en la elección de anteriores candidatos a diputados locales en Coahuila?

-El pueblo no se equivoca, y las personas que son electas por voluntad popular en una elección defendiendo los principios y los valores de Morena son los mejores, porque nosotros no creemos en la aristocracia, ni en los expertos. Podemos acompañar con herramientas teórico y prácticas y políticas a todas aquellas personas que asumen una responsabilidad pública para que se les muestre lo más importante del partido, y que cuando Morena gana se transforma la vida de la gente.

 -¿En la legislatura actual tienen una fracción legislativa totalmente desarticulada, qué pasó?

-La elección más importante es la que sigue. El pueblo obradorista tiene la confianza de salir a las plazas y hablar con la gente y esperamos que en la renovación de Morena, del cual soy candidato a la Secretaría General, la gente pueda volver a ver a Morena como su instrumento de lucha.

Los parlamentos son espacios para hacer política, pero esa legislatura está por renovarse en un mes. Lo que fue o lo que no fue, en realidad resulta irrelevante para el compromiso que el partido tiene de convencer al pueblo.

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.