Foto: Archivo
Para Basilio González, presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, los realmente pobres son los desempleados

El salario mínimo en México será suficiente para que todos los trabajadores del sector formal satisfagan sus necesidades básicas hacia el final del sexenio.

Basilio González Núñez, presidente de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), dijo en entrevista con Excélsior que con las revisiones salariales que se realizarán el siguiente año los trabajadores podrán cubrir el costo de la Línea de Bienestar señalada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social, que asciende a 2,899.60 pesos mensuales y para la que se requiere un salario mínimo diario de 95.25 pesos.

"Al final del sexenio yo espero que superemos la Línea de Bienestar, no sólo que la alcancemos (...) la expectativa de los trabajadores es que el salario mínimo sea de 100 pesos ya”.

Dijo que el establecimiento de un salario mínimo en todo el país fue el primer paso para lograr que durante este sexenio éste comenzara a recuperar su poder adquisitivo. “Con la conclusión del proceso de convergencia de los salarios mínimos, registrada en 2015, además de la des-indexación de leyes federales y locales lograda el año pasado, los trabajadores han lograron una recuperación en sus ingresos superior a 20% ya, una cantidad que no se había registrado en tres décadas”.

En la revisión anual del salario mínimo realizada en noviembre pasado, el organismo que dirige determinó que éste pasara de 80.04 a 88.36 pesos diarios a partir del primer día de diciembre.

"Este mecanismo de revisión es el camino para lograr que en el menor tiempo posible podamos estar dando cumplimiento no a la línea de bienestar de la Coneval, sino dándole cumplimiento a la Constitución”.

Reconoció que aunque este salario mínimo cubre 92.76% del costo de la Línea de Bienestar, no existían condiciones para incrementarlo en mayor proporción. “Una revisión salarial implica la necesidad de elaborar un estudio de carácter económico, así lo mandata la Ley Federal del Trabajo, para no generar inflación general”.