Una buena parte de los ciudadanos llevamos más de 60 días en casa, otros, por sus trabajos van y vienen con las debidas medidas de higiene hechas por la Secretaría de Salud y se siguen cuidando debidamente ante la contingencia por COVID-19.

La pregunta es: ¿estamos ya preparados y mentalizados ahora que volvimos a salir a las calles? ¿ya tenemos personalmente una estrategia diseñada para cargar con el cubrebocas, gel y Lysol a todos lados?

Estas son cuestiones que parecen no importarnos, pero debemos considerarlas si queremos permanecer saludables porque mientras no haya vacuna no hay cura, entonces todos somos vulnerables aquí y en todos lados.

Cierto, hay medios, estrategias, prevenciones y cuidados para combatir el coronavirus, pero mientras no surja una vacuna o nos contagiemos, habremos, unos, no todos, desarrollado inmunidad y estaremos en riesgo.

A la fecha en Coahuila tenemos confirmados de parte de las autoridades sanitarias alrededor de 61 personas fallecidas y más de 800 casos, una cifra mínima si consideramos que somos más de tres millones de habitantes en el estado.

Pero no todo es algarabía, porque sobre el COVID-19 hay muchas noticias y poca información, y como lo dije antes, mientras no haya vacuna, no hay cura y todos estamos en riesgos de contagiarnos.

Ahora bien, ¿qué haremos cuando salgamos a las calles?: Cuidarnos, no hay de otra, con el gel en la mano y el cubrebocas en la otra, sin saludar y con todas las precauciones del mundo al subirnos al camión o al ir al baño o al cajero, como ahora, pero ya de forma permanente.

En mi calidad de directivo, recomiendo ante tal situación –igual que a los demás maestros–concientizar a los alumnos, también que los padres hablen desde ahora con sus hijos, que los preparen mentalmente, que les expliquen las medidas preventivas a seguir no solo en el hogar y en convivios, sino también en las escuelas donde estudien.

Pues lo menciono una vez más, mientras no haya vacuna no hay cura. Por lo pronto, cuidarnos es tarea de nosotros, no de las autoridades ni del Gobierno, seamos responsables y ciudadanos conscientes de que estamos frente a una pandemia permanente.

José Gómez Llamas, ingeniero Mecánico

Director de la preparatoria Benecio López

Si usted desea colaborar con este proyecto envíenos sus datos de contacto a:

opinionciudadana@ccic.org.mx