"Es el segundo cumpleaños que no vamos a estar juntos"
Ángela Hernández Arenas denunció que en julio de 2015 fue separada Santiago cuando tenía 5 años. Teniendo la patria potestad se lo quitaron en una de las visitas, luego de que el padre, originario de una familia de gran poder económico y político en Torreón, moviera sus influencias en Coahuila

Estas son las palabras de una madre que acusa a Pronnif de haberla separado de su hijo, luego de que su abuelo,  ex funcionario de Coahuila, Rogelio Barrios Cazares y actual comisario del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP), moviera sus influencias.

Hace 6 años Dios me dio un regalo hermoso, te vi por primera vez, ese día fue el día más feliz de mi vida, por fin entendí el verdadero significado del amor. Naciste tú, un niño sano y hermoso, y empezaste a crecer, y así como tú crecías crecía mi amor por ti, cada momento a tu lado me hacía inmensamente feliz. 

Siempre fuiste un niño inteligente, simpático, para mí eres maravilloso y quiero que sepas que disfrutaba mucho platicar contigo, extraño eso y muchísimas cosas, y espero que muy pronto lo volvamos a hacer como antes. 

Todos los días y a todas horas pienso en ti y en todo lo que vivíamos juntos.

Es el segundo cumpleaños que no vamos a estar juntos, pero pollito mío quiero que sepas que estás en mi corazón. Me duele mucho no poder abrazarte y apapacharte y decirte cuánto te amo en persona, también no poder organizar tu piñata como cada año lo hacíamos juntos, por eso te escribo esta carta, que no creo que leas hoy, pues no te la van a enseñar. No te imaginas el vacío que siento todos los días, me duele mucho, mucho el que no estenos juntos, este es otro día especial en el que mi dolor lo siento más, pero mami es muy fuerte pollito y nada ni nadie me va a detener y seguiré luchando por ti hasta que volvamos a estar juntos, porque el amor que siento por ti es muy fuerte.

Quiero que sepas que si estás lejos de mí por tanto tiempo es porque te arrebataron de mi lado.

Ahorita no vas a entender porque eres pequeño todavía, pero algún día vas a leer esta carta y vas a entender y sabrás cuánto te amo, y que ni un solo día desde que nos separaron he dejado de pensar en ti y de hacer todo lo que puedo por recuperarte.

Existen autoridades que deben proteger y velar por el bienestar de los niños, pero hacen todo lo contrario, es por personas como ellos que tenemos más de un año sin estar juntos, a ellos no les importa hacer el daño que te están haciendo a ti, sólo por querer dañarme a mí.

Con el tiempo tú vas a entender todo, ahorita no, porque ni siquiera yo puedo comprender por qué separan a una mamá de su hijo injustamente y qué en tanto tiempo a nadie le importe, que nadie haga algo…

Siempre fuiste lo primero para mí y sigues siendo lo más importante en mi vida, mi corazón y mi vida son tuyos… 

Vamos a estar juntos y vamos a festejar todos los cumpleaños, la Navidad, pascua y todo lo que nos faltó este año.

Momo, así le decías a mi mamá, ¿te acuerdas?, te extraña muchísimo, siempre está acompañándome y pidiendo ayuda, y quiere volver a hacer pijamadas y contarte cuentos en las noches, como lo hacía antes.

Pero así como hay personas que se portan mal, también mi amor quiero que sepas que hay personas buenas que no quieren que sigamos separados, y que tengo fe en que muy pronto te pueda abrazar y tenerte a mi lado.

Mi Pollito te mando muchos abrazos y un beso muy fuerte en tu cachetito, sigo pidiéndole a Diosito que siempre te cuide y dentro de todo esto, estés tranquilo y te conserve como mi niño feliz, algún día te daré todos los abrazos y besos que no te pude dar…

Te amo con todo mi ser…

Tu mami Ángela Hernández Arenas.

 

Antecedentes​


- Ángela Hernández Arenas denunció que en julio de 2015 fue separada de su hijo de 5 años, Santiago, luego de que el menor no fuera reintegrado a su casa por su padre Roberto Barrios después de haber realizado una convivencia en Torreón.
- Dijo que el padre acudió ante la Pronnif de Torreón y alegó que el menor no estaba en buenas condiciones de salud bajo el cuidado de Ángela, la dependencia retiró la custodia a la madre y los abuelos paternos cuidaron del menor.
- La titular de la Pronnif se negó a hablar sobre el caso.

Foto: Tomada de Internet

Vanguardia publicó en mayo de 2016: 

Acusan a Pronnif de separar a madre de su hijo

La Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif) fue acusada por Ángela Hernández Arenas de intervenir en el retiro de la custodia de su hijo de cinco años. El menor habría sido sustraído por Roberto José Barrios Hinojosa —su padre— desde hace 10 meses. 

Ángela y Roberto, después de algunos años de haber contraído matrimonio, iniciaron con el proceso de divorcio en enero del año pasado el cual terminó disuelto en marzo del mismo año, de acuerdo con Iván Bermea, abogado de Ángela. 

En el expediente 1/2015 el juez tercero de primera instancia en materia familiar con residencia en Torreón, en mayo de ese mismo año, decretó la guarda y custodia del menor en favor de Ángela Hernández y acordó que Roberto Barrios —radicado en Torreón— estaría en Saltillo cada viernes con el compromiso de reintegrar a su hijo cada domingo en casa de Ángela.   

Durante la primera convivencia realizada el 31 de julio de 2015, Roberto José se presentó en casa de Ángela donde hubo una discusión entre ambos y él se llevó al niño. Para el domingo 2 de agosto —fecha en que el padre lo debió regresar— no lo reintegró, rompiendo así con el compromiso legal que había hecho. 

Según el abogado de Ángela, ella avisó a los sistemas de emergencia y se activó una pre alerta Amber. Al día siguiente la madre se trasladó a Torreón donde le informaron que María Guadalupe Hinojosa Espinoza y Rogelio Genaro Barrios Cázares —abuelos paternos del menor— acudieron a la Pronnif (delegación Laguna) el domingo 2 de agosto porque supuestamente al niño lo habían encontrado el viernes en un estado de riesgo, pues cuando Roberto acudió por él llevó a una notario público quien presuntamente certificó que el niño estaba abandonado en la caseta de vigilancia de la colonia donde Ángela vivía. 

Asimismo, llevaron un certificado médico que indicaba que el menor presentaba un cuadro grave de principios de pulmonía, por lo que la Pronnif otorgó la guarda y custodia del niño a los abuelos paternos.

Sin embargo, el abogado de Ángela Hernández asegura que la Pronnif es una autoridad administrativa “que si bien es cierto tiene facultad para velar por los intereses de los menores y tomar decisiones, éstas no pueden ser nunca contradictoras a las medidas que un juez familiar haya tomado. En este caso la Pronnif a sabiendas que la señora Ángela Hernández tenía la guardia y custodia, violentando y pasando por encima de esa situación, procedió a conceder la guardia y custodia provisional”, explicó el defensor.

Bermea insistió en que “aun así se violentan algunas situaciones como el impedimento del derecho de audiencia que tiene Ángela, pues no fue notificada para hacerle saber del supuesto estado de riesgo que tenía el menor para que ella pudiera hablar al respecto”.  

“Después, la Pronnif, para tratar de legalizar la medida promovió un procedimiento de ratificación de medida cautelar, que recae en el Juzgado Tercero de lo Familiar (en Torreón) donde sí se notifica, y a donde acudimos a hacer nuestras manifestaciones y resaltar las violaciones en que incurrió la Pronnif”. 

El abogado de Hernández argumenta que esas violaciones fueron la negativa de la garantía de audiencia, pues no se le dio oportunidad a Ángela de estar presente para defenderse, así como que la Pronnif no tenía las facultades (en ese caso) para decretar esa guardia y custodia porque se contraponía con determinación judicial —en este caso del Juzgado Tercero—. 

Además Bermea señaló que la ex delegada del Pronnif en la Región Laguna, Irma Mayela Reyes Gómez, tenía un conflicto de intereses porque fue abogada de Ángela Hernández cuando se le decretó por parte del juez la guardia y custodia del menor con su madre. Sin embargo, la relación abogado-cliente no acabó en buenos términos. Mientras Irma Mayela fue abogada litigante de Ángela, la litigante no se desempeñó como funcionaria. 

“Cuando el caso se presenta ese 2 de agosto de 2015 la que está presente, ahora en representación de la Pronnif para tomar la decisión de revocar la guarda y custodia y entregársela a los abuelos paternos es Irma Mayela Reyes Gómez, en su carácter de delegada”. En ese tema, según el abogado Iván Bermea, lo que ella consiguió como abogada, como delegada se lo quita. 

A decir del abogado, Mayela en ese caso debió excusarse porque había un conflicto de intereses y la Ley de Responsabilidad lo prohíbe. 

Esos argumentos valieron para que el 14 de octubre del año pasado el Juez Tercero de lo Familiar dictara la sentencia y no ratificara la medida provisional, además ordena la inmediata restitución del menor a su madre, señaló Iván Bermea. 

Sin embargo, eso no se pudo lograr porque la Pronnif interpuso un recurso de apelación (recurso de inconformidad) lo cual “según la autoridad judicial es muy extraño que la Procuraduría presente un recurso de esta naturaleza y eso le otorgó un efecto suspensivo donde se mantenían las cosas como están, por lo que se impide pedir la restitución del menor”, explicó el especialista en derecho. 

El mismo procedimiento habría sido turnado el Tribunal Unitario, quien nuevamente volvió a dictar sentencia en la que confirma la resolución en el sentido de no ratificar la guardia y custodia provisional. Sin embargo, la Pronnif presentó un recurso de amparo en el cual deja ver un marcado interés de la institución. 

“Los abuelos del menor han manifestado públicamente que cuentan con la protección de un político de La Laguna y que por ese motivo, nunca les podrán quitar al menor”, reveló el abogado, quien después tuvo un encuentro personal con la actual titular de la Pronnif, Yezka Garza, a quien cuestionó el interés tan marcado en el caso. 

En dicho encuentro —realizado hace poco más de un mes—, la titular de Pronnif le respondió al abogado de Ángela: “Licenciado, usted ganó las primeras dos instancias. Usted haga lo que tenga que hacer, que yo sabré lo que tenga que hacer”. 

Hasta el momento, de ese proceso han pasado 10 meses en los que el menor no ha logrado ver o comunicarse con su madre. 

Víctima

 Niño de cinco años paga las consecuencias de un mal divorcio entre sus padres, quienes pelean la patria potestad.