¡A cooperar! El día de ayer arrancó la colecta anual de la Cruz Roja, que culminará el 5 de junio y espera recaudar 2 millones de pesos. FRANCISCO MUÑIZ
Apelan a la buena voluntad de los saltillenses, habitantes de Ramos Arizpe, Arteaga, cámaras e iniciativa privada para hacer aportaciones que permitan continuar ofreciendo el servicio médico

La Cruz Roja Mexicana Delegación Saltillo arrancó su tradicional colecta anual, tras la suspensión el año pasado por motivo de la pandemia.

Arturo López Alanís, presidente del patronato de la Cruz Roja en Saltillo, señaló que pese a la baja en los servicios otorgados durante la pandemia, la inversión para el combate a la pandemia representó un gasto no considerado.

Tan solo durante el confinamiento se llevaron a cabo más de 500 servicios de traslado de personas con COVID-19, que implicaron la compra de insumos adicionales para la protección de los paramédicos y sanitización de ambulancias, con una inversión de 150 mil pesos para trajes, guantes, botas y muchos otros insumos.

Apelan a la buena voluntad de los saltillenses, habitantes de Ramos Arizpe, Arteaga, cámaras e iniciativa privada para hacer aportaciones que permitan continuar ofreciendo el servicio médico y abasto de medicamento para los más necesitados.

López Alanís dijo que durante el primer trimestre de este 2021 ha incrementado el número de servicios en comparación con años anteriores, hasta en un 15 por ciento, debido a la baja de contagios y la confianza de la ciudadanía para acudir a centros de salud. 

Durante 2019 se recaudó en el boteo una cifra de alrededor de un millón y medio de pesos, por eso se espera que este año se logre llegar a los 2 millones, del 15 de mayo al 5 de junio en al menos 10 cruceros, más el boteo de 40 estudiantes de enfermería que realizarán todas las mañanas. 

López Alanis también reconoció a los más de 300 voluntarios que se sumaron a la Cruz Roja durante el último año.