Mayela Reyes Gómez. Foto: Especial
En un comunicado se informó que en caso de existir alguna irregularidad se aplicarán las sanciones correspondientes, conforme a la Ley, en el caso de la Procuraduría para los Niños, las Niñas y la Familia

Por: LIDIET MEXICANO/CAROLINA VIVEROS

Después de que VANGUARDIA publicó que la exencargada del despacho de Pronnif, Mayela Reyes Gómez, presuntamente sustrajo un bebé de una casa hogar con la finalidad de adoptarlo, el gobierno estatal aseguró que desde el 1 de junio se abrió una investigación.

En un comunicado se informó que en caso de existir alguna irregularidad se aplicarán las sanciones correspondientes, conforme a la Ley, en el caso de la Procuraduría para los Niños, las Niñas y la Familia.

Las autoridades confirmaron la presunta sustracción y anunciaron que el menor que le fue retirado a la exfuncionaria, se encuentra ahora en la casa hogar y guardería “Tonaltzin”, en Torreón.

En el mismo comunicado se señaló que desde el 1 de junio comenzó la investigación, lo que confirma que la actual procuradora de los Niños, las Niñas y la Familia, Leticia Sánchez Campos, inició su gestión poniendo en orden. Finalmente se aclara que Reyes Gómez presentó su renuncia.

 

 

“Ya concluida (la investigación) se deslindaran responsabilidades correspondientes y se sancionará de acuerdo a la Ley a quien o quienes hayan cometido una irregularidad sean o no funcionarios públicos).

Ayer se publicó que Reyes Gómez presuntamente había sustraído a un bebé con la finalidad de adoptarlo sin efectuar el procedimiento y pasando por alto una lista de espera de unas 150 familias.

Por su parte, el abogado Gerardo Pérez Pérez aseguró que de comprobarse, Reyes Gómez habría incurrido en el delito de abuso de funciones.

Sin embargo, según explicó el especialista en Derecho, su condición como funcionario público la beneficia pues no sería acusada de sustracción de menores en donde la pena máxima es de 15 años de prisión, sino una máxima de 8 años.

“En términos generales las conductas que cometen los funcionarios públicos, las cometen en ejercicio de sus encargos y con abuso de las funciones que la ley les confiere; a primera vista el delito por sacar al menor y haberlo metido al seno familiar con su pareja, sería sustracción de menores previsto en el artículo 219, pero por ser funcionara pública lo modifica”, señaló.