2 millones de dólares mensuales habría recibido el exmandatario, según la acusación de un criminal ante la PGR. / Archivo
Esto pese a que exgobernador ha negado cualquier vínculo; autoridad local pide información a PGR

PIEDRAS NEGRAS.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) inició una investigación por las acusaciones en contra del exgobernador Humberto Moreira, al ser señalado -según un supuesto expediente de la justicia federal- por un criminal de recibir dos millones de dólares al mes por parte de Los Zetas, informó Homero Ramos en entrevista; en varias ocasiones, el exmandatario de Coahuila ha negado las imputaciones.

El Procurador General de Justicia de Coahuila aseguró que se arrancó con la indagatoria por la información difundida por el diario Reforma, agregó que ya se hizo la solicitud formal a la Procuraduría General de la República (PGR) para conocer el archivo donde un testigo -que no fue identificado- dijo que el entonces Mandatario les permitió instalar 400 “tienditas” de droga y alcohol.

Ramos afirmó que se pidió información a la PGR, para saber específicamente a quiénes está señalando y qué argumentos legales existen.

Es o ingenuo o directamente aberrante dar eco a este tipo de calumnias, sin entender que tienen una finalidad distinta, ajena a la investigación o búsqueda de la verdad”
Humberto Moreira, exgobernador de Coahuila, en carta del 14 de enero

Además, aseveró que se podría citar a declarar a Moreira, dependiendo de lo que arroje la investigación.

Grupo Reforma publicó el pasado 14 de enero que un criminal detenido en el penal federal del Altiplano acusó al exmandatario de Coahuila por recibir pagos del crimen, asimismo señaló que empresarios y políticos de la localidad sostenían reuniones con delincuentes, a través de Juan Manuel “El Mono” Muñoz, detenido en España.

Tras esa información difundida, el exgobernador de Coahuila ha insistido que esas acusaciones son falsas. 

Archivo

“Es inverosímil, con un mínimo de sentido común, que se realizaran mesas redondas entre delincuentes y autoridades; es o ingenuo o directamente aberrante dar eco a este tipo de calumnias, sin entender que tienen una finalidad distinta, ajena a la investigación o búsqueda de la verdad y sólo atienden intereses inmediatos de adversarios políticos, que acuden torpemente a estos mecanismos de extorsión”, reviró Moreira en una carta distribuida a los medios de comunicación.

En la misma misiva se dijo sorprendido de que se difundan “acusaciones de un delincuente anónimo, sin aportar prueba ninguna y arrastrando por el lodo el honor de una persona”. 

“Durante mi mandato estuve en primera línea en la lucha contra la delincuencia y la corrupción, con la inestimable ayuda del Ejército y la Policía, una labor destacada dentro y fuera de nuestras fronteras. Por eso ahora me atacan los criminales”, apuntó el exmandatario.