Atención. La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia persistente de tristeza . / Archivo
Organizaciones médicas alrededor del mundo, centran su atención en esta enfermedad mental

Este 7 de abril se conmemora el Día Mundial de la Salud, este año se enfoca al tema de la depresión la cual padecen cada vez más personas, según la Organización Mundial de la Salud, este padecimiento es la principal causa de problemas de salud y discapacidad en el mundo.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud OMS, más de 300 millones de personas viven con depresión, un incremento de más del 18 por ciento entre 2005 y 2015.

Las personas que padecen de esta enfermedad, viven con un estigma, por lo que es difícil que reciban la atención, pues no acuden por temor a que los juzgue.

 

Especialistas señalan que la depresión y la ansiedad serán trastornos que con el paso de los años se volverán difíciles de atender, pues cada vez más personas caerán en ellos y no existirán los suficientes especialistas, por lo que es importante que los jóvenes se interesen en la psiquiatría. Mientras esto sucede, se necesita que todos los médicos tengan capacitación para tratar la depresión y la ansiedad.

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia persistente de tristeza y una pérdida de interés en actividades que normalmente disfrutan, acompañada de una incapacidad para llevar a cabo las actividades diarias, 14 días o más.

DEPRESIÓN LLEVA AL SUICIDIO
La depresión va de la mano con el suicidio, ya que la mayoría de las personas que recurren a ello, padecían de este trastorno, en Coahuila las cifras de suicidio se van acrecentando, hasta este cuarto mes, se han presentado 23 suicidios, muchos cometidos por jóvenes, se pueden dar por trastornos de ansiedad, déficit de atención, hiperactividad y trastornos disociales.

 

La OMS ha identificado vínculos entre la depresión y otros trastornos y enfermedades no transmisibles. La depresión aumenta el riesgo de trastornos por uso de sustancias y enfermedades como la diabetes y las enfermedades del corazón.

Lo contrario también es cierto, lo que significa que las personas con estas otras condiciones tienen un mayor riesgo de depresión.

Por otro lado, los niños también pueden padecer de depresión, por  problemas familiares, estrés o acoso escolar, lo que los puede llevar a tener problemas de obesidad.

 

En muchos países, no hay, o hay muy poco apoyo para las personas con trastornos mentales. Incluso en los países de ingresos altos, casi el 50 por ciento de las personas con depresión no reciben tratamiento.

En promedio, sólo el 3 por ciento de los presupuestos de salud de los países se invierte en salud mental, variando de menos del 1 por ciento en los países de bajos ingresos al 5 por ciento en los países de altos ingresos.

El dato
 

1
El Estado pone a disposición de la población el teléfono de la Línea de la Vida (01 800 822 37 37) para atender a las personas que llaman para solicitar apoyo. Síntomas
2
Según la Organización Mundial de la Salud, las personas con depresión normalmente padecen varios de los siguientes síntomas: pérdida de energía; cambio en el apetito; dormir más o menos; ansiedad; concentración reducida; indecisión; inquietud; sentimientos de inutilidad, culpa o desesperanza; y pensamientos de automutilación o suicidio.