Foto: Especial
Sí, existe y ha sido utilizada como arma en época de guerra y recolectarla implica una empresa peligrosa

Cada primavera, en algunas partes del mundo, como las montañas de Nepal, hay una miel cuya particularidad la distingue de cualquier otra, esta es alucinógena. ¿Y a qué se debe? “El néctar recolectado, proveniente de plantas como el rododendro, el romero de pantano y otras especies de la familia Eicaceae, es venenoso, de ahí que la miel pueda contener grayanotoxina, sustancia tóxica capaz de provocar tanto alucinaciones como alteraciones del pulso, náuseas y mareos”, como se describe en el libro, Terra insecta, de Anne Sverdrup-Thygeson.

Rododendro, una de las plantas venenosas de la que proviene la miel alucinógena./Foto: Instagram

El espectáculo de la recolección puso en riesgo a algunos pueblos cuya base cultural y económica es la miel y desde luego, las abejas. En las faldas del Himalaya, estos pueblos cosechan la miel dos veces al año, en una empresa que implica ascender por altos acantilados con escaleras y cuerdas. El riesgo se da pues la presión de los turistas que anhelan presenciar esta cosecha única en el mundo está causando sobreexplotación de las colonias, así como erosión y contracción de las áreas silvestres.

La miel, una original arma

A través de la historia esta miel se ha utilizado en épocas de guerra, para atacar al enemigo y para conseguirlo, dejaban colocados estratégicamente a lo largo del camino algunos paneles con miel de rododendro y los soldados que andaban por ese sendero no se podían negar a darse el lujo de consumir aquel manjar, con el que 'casualmente' tropezaban.

De modo que después, al intoxicarse eran presa fácil y terminaban derrotados en poco tiempo.

Esta tipo tan especial de miel aun se produce bajo el nombre “deli bal” en algunas partes de Turquía, aunque la que se hace de manera comercial en escasas ocasiones alcanza concentraciones de toxinas que generen síntomas de envenenamiento. Conoce más acerca de este tipo de miel, con este video.