Foto: Héctor García/ Cortesía
Liza Ambrossio se llevó el galardón más importante del mundo con su fotolibro, el cual fue co-editado por Desiertas Ediciones, La Fábrica y Medio Pliego

A los 16 años Liza Ambrossio dejó su casa. Su madre la despidió diciéndole: “Que te vaya bien, y créeme que de verdad espero que seas muy fuerte y audaz, para no tener piedad a la hora de destrozar tu cuerpo y aplastar tu alma la próxima vez que nos volvamos a encontrar”.

Con este recuerdo en mente y con demonios por purgar en 2015 la fotógrafa comenzó el proyecto “La Ira de la Devoción”, el cual ha sido galardonado en los festivales de fotografía más importantes del mundo y recientemente se llevó la victoria en el Voies Off Arles, parte del antiguo y respetado Festival de Fotografía de Arles.

Este evento paralelo se concentra en los artistas contemporáneos más jóvenes. En esta ocasión la publicación de Ambrossio fue elegida entre dos mil 124 participantes de 78 países por una decisión unánime de 12 jueces internacionales que la convirtieron en la primera persona latinoamericana en ganar el certamen en sus 23 ediciones.

En exclusiva para VANGUARDIA, el fotógrafo Alfredo de Stéfano, quien fungió como editor y asesor en el fotolibro, nos habló de la carrera de esta artista, quien con 26 años ya se encuentra entre los mejores del mundo.

“‘La Ira de la Devoción’ es el primer libro coeditado entre Medio Pliego, Desiertas Ediciones y La Fábrica, que es una de las editoriales más importantes de libros de fotografía del mundo, ellos van a distribuirlos en espacios importantes”, explicó.

“Liza Ambrosio ganó el año pasado el Master de Foto España, uno de los premios más importantes para jóvenes fotógrafos. Y ha estado viviendo en Madrid desde el año pasado pero fue seleccionada al Festival de Arles con el premio Voies Off, uno de los premios más importantes para la fotografía contemporánea”.

Foto: Héctor García/ Cortesía

Liza no fue solo la primera —y de acuerdo con algunas fuentes es la última, pues ya no se realizará este premio— latinoamericana en ganar, sino también en quedar como una de las 60 finalistas del premio.

“Más allá de la parte económica es un premio que le fue dado por unanimidad, por doce jurados, todos directores de importantes festivales, galerías a nivel internacional y es un premio que casi todos los que lo han ganado te ponen al siguiente nivel en fotografía mundial”, agregó.

De Stéfano describió la obra de Ambrossio como “una fotografía que tiene puestas en escena, rescata, archivos históricos, fotografía escenas a veces muy difíciles y a través del rescate de archivos históricos de su familia los reinterpreta y les da nuevas lecturas. Hace muchas fotos autorreferenciales, y de alguna manera exorcisa esos demonios que viene arrastrando.

“‘La Ira de la Devoción’ es un proyecto de una historia muy particular de ella, de cuando fue rechazada por su madre, cuenta esa historia de sus demonios que tiene al haberse salido de su casa muy joven y es como una especie de exorcismo de lo que sucedió a través de la fotografía y del arte”.

Foto: Héctor García/ Cortesía
Expresó además que, como alumna suya, ha visto su crecimiento y le ha asesorado en él, pero que al ver que su trabajo no recibía la atención suficiente en el país, la instó a buscar oportunidades fuera de él y fue así como beca, tras premio, tras beca, en un corto período de tiempo ha logrado colocarse en la cima.
 
“Cuando ella no encontraba manera de seguir avanzando y no encontraba apoyo por acá la motivé a salirse del país y buscar opciones más allá de lo que se podía lograr en México.
 
“Fue una cadena de acontecimientos que la llevaron a este premio”, comentó, “sé que uno de los representantes de fotógrafos más importantes de Europa ya la va a representar ahora a través de este premio”.
 
El Dato 
El libro fue co-editado entre Medio Pliego, Desiertas Ediciones y La Fábrica, y se publicó en marzo.
Ganó el Premio Nuevo Talento Fnac 2018 por su serie “Naranja de sangre”.
‘La Ira de la Devoción’ también se presentó en el Photofest de Houston.
Alfredo De Stéfano participó como editor y asesor. Foto: Héctor García/ Cortesía
Foto: Héctor García/ Cortesía