Foto: Especial
Míralo con atención. El diseño de los faros, los trazos maestros de la fascia, las nervaduras del cofre e incluso la toma de aire cerca de los espejos laterales son un clon del Urus

POR GERARDO GARCÍA MOTORPASIÓN MÉXICO

Tienes razón, quizá llamarlo Lamborghini Urus es demasiado, pero es imposible negar que el vehículo que ves en las fotos está inspirado en el SUV de la firma italiana. Se llama C60 Hyosow y recién fue presentado por Huansu, un fabricante de autos chinos que pertenece a BAIC.

Foto: Especial

Míralo con atención. El diseño de los faros, los trazos maestros de la fascia, las nervaduras del cofre e incluso la toma de aire cerca de los espejos laterales son un clon del Urus. La historia no termina ahí. En la parte trasera también encontraremos una caída del medallón sospechosamente parecida e iluminación LED en forma de Y.

Si bien en apariencias se logró imitar al Lamborghini Urus, la configuración mecánica del Huansu C60 Hyosow se queda muy lejos. En lugar de un V8 biturbo, el clon chino se queda con un propulsor de cuatro cilindros de 2.0 litros, capaz de generar 195 hp gracias a un turbocargador.

Foto: Especial

Por el momento se desconocen sus dimensiones, pero puedes esperar algo similar a un Toyota Highlander. La distancia entre ejes del C60 Hyosow es de 2.81 metros y su cabina es capaz de albergar hasta a siete pasajeros.

Quizá lo más interesante sea el precio. El diseño de un Lamborghini en un vehículo familiar para siete personas con motor turbocargado tiene una etiqueta inicial de 100,000 yuanes, lo que al tipo de cambio actual equivale a 311,000 pesos, precio similar al de uno de los SEAT Ibiza más equipados a la venta en México.

POR GERARDO GARCÍA MOTORPASIÓN MÉXICO